Redacción EC

Los casi 700 alumnos del colegio 81524 de Quirihuac, ubicado en el distrito de Laredo (La Libertad), estudian en condiciones deplorables tras el cierre de su local principal, por remodelación.

Los escolares reciben clases en aulas prefabricadas ubicadas en la plaza del poblado. La parroquia del lugar y un padre de familia también tuvieron que ceder algunos espacios para improvisar dos aulas.

Los alumnos se quejan por la presencia de insectos y basura en el lugar. En tanto, la profesora Elvira Alvarado admitió que “es muy difícil dictar clases en estas condiciones", porque los alumnos se distraen y se incomodan por el calor.

A pocos metros de los salones, en plena plaza, una feria distrae a los alumnos. Algunos escolares juegan con incluso con rifles en uno de los juegos. 

EL DATO

El colegio es reconstruido desde diciembre del año pasado con una inversión de S/. 6 millones. Las obras concluirían en junio.