Participación de menores en bandas delictivas crece 20% al año
Participación de menores en bandas delictivas crece 20% al año
Redacción EC

JOHNNY AURAZO MURRUGARRA

La presencia de menores de edad en bandas criminales aumenta aproximadamente 20% al año en la región . La información fue proporcionada por un grupo de fiscales a El Comercio, luego de que el viceministro del Interior, William Postigo de la Motta, presentara ayer en Trujillo el programa Fortaleciendo la Seguridad Humana y la Resiliencia de la Comunidad mediante el impulso de Coexistencia Pacífica en el Perú.

Los letrados revelaron que este preocupante incremento se presenta desde el 2010. Añadieron que ha aumentado el número de adolescentes infractores que no superan los 15 años y la presencia de mujeres, también menores de edad, en las organizaciones delictivas.

“Puedo decir que los adolescentes infractores son muchas veces más peligrosos y sanguinarios que los mismos mayores de edad. Son fríos, calculadores y avezados”, comentó Alfredo Galindo Peralta, ex fiscal en la provincia liberteña de Ascope, quien llevó el caso de ‘Colita’, un infractor que en abril del 2012, con 17 años, escapó con Alexander Manuel Pérez Gutiérrez ‘Gringasho’ del Centro de Diagnóstico y Rehabilitación Juvenil de Trujillo, antes La Floresta.

El sicariato, la extorsión y el robo agravado son las principales infracciones que cometen estos menores, agregó el fiscal de familia Giovanni Milla Risco. “No se puede negar que hay una curva ascendente”, manifestó. 

Para el jurisconsulto, la presencia de menores en organizaciones criminales tiene como principal razón la existencia de una familia desmembrada, carente de principios, o en la que los padres no les prestan atención a los hijos.

“El Estado debe combatir este grave problema”, opinó Milla Risco.

RESPUESTA DEL MINISTRO
Ante el incremento de la delincuencia organizada en y el aumento de menores infractores, ayer el viceministro del Interior, William Postigo de la Motta, presentó el programa Fortaleciendo la Seguridad Humana y la Resiliencia de la Comunidad mediante el impulso de Coexistencia Pacífica en el Perú. 

El proyecto es financiado por el Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para la Seguridad Humana y el Estado, y será implementado en La Esperanza, Florencia de Mora y El Porvenir, tres de los distritos más convulsionados de Trujillo.

La implementación del programa estará a cargo de cinco agencias de la ONU y se invertirán 3 millones de soles. 

“Con la participación de los vecinos, se aplicarán medidas preventivas y oportunidades educativas y de empleo para reducir la delincuencia en Trujillo”, indicó el viceministro. 

El programa también brindará oportunidades de desarrollo profesional y vocacional, además de recursos educacionales y de salud a más de 1.600 niñas y mujeres jóvenes de los tres distritos. 

En total, según Postigo, se beneficiarán unas 10.000 personas de los tres distritos. 

El fiscal Giovanni Milla felicitó esta alianza entre el Estado y la , pero resaltó que será importante que se “levante la información necesaria” en las zonas convulsionadas para tener un diagnóstico claro de la realidad.