Johnny Aurazo

El último sábado, en uno de los pabellones del penal de máxima seguridad de Challapalca, en Tacna, fue hallado muerto Segundo Samuel Correa Gamarra, alias ‘Paco’, quien era el cabecilla de 'Los Malditos de El Triunfo', organización criminal que opera principalmente en Trujillo (La Libertad).

Correa Gamarra fue asesinado de una puñalada a la altura del corazón por Miguel Ángel Huaccha de los Santos, cabecilla de 'Los Malditos de Ascope', banda con la que ‘Paco’ había desatado una guerra de cobro de cupos en el norte del país.

¿Pero quién era Segundo Correa Gamarra, además de haber dirigido a una de las organizaciones criminales más avezadas de La Libertad desde una carcelería de máxima seguridad como Challapalca? Para el fiscal William Rabanal Palacios, quien en los últimos años ha desarticulado 20 bandas delictivas, Samuel Correa era un tipo “sanguinario, de mando vertical”.

“‘Paco’ era uno de los dos criminales más avezados de La Libertad, junto con el ‘Cojo Mame’ [Henry Mamerto Florián López], quien también fue asesinado en el mismo penal en marzo de este año. ‘Paco’, además, dirigía un grupo criminal debidamente estructurado y bien organizado, dedicado a la extorsión, el sicariato, homicidio y otros delitos”, refiere Rabanal.

El fiscal añade que ‘Paco’ y ‘Cojo Mame’ se convirtieron en socios del crimen una vez presos. “Inicialmente eran enemigos, pero una vez encarcelados decidieron delinquir juntos y seguir extorsionando a empresarios en Trujillo y el Valle Chicama [Ascope]”, afirma.

El general PNP (r) César Gentille Vargas, ex jefe policial en La Libertad, coincide con Rabanal y afirma que el ex cabecilla de 'Los Malditos de El Triunfo' era “un tipo extremadamente sanguinario, que disponía el aniquilamiento de adversarios sin mayores reparos”. “No tenía temor de enfrentarse a nadie”, agrega.

Para Gentille, su asesinato forma parte de las rencillas que se generan en los penales por las pugnas de poder que existen entre las organizaciones criminales que operan en La Libertad.

“En prisión los cabecillas intentan también posicionarse y una vez que avasallan al mando de otra organización criminal enemiga, ganan terreno y solo disponen”, sostiene.

-El móvil del crimen-

Samuel Correa Gamarra fue asesinado a los 36 años de edad. Nació en la provincia liberteña de Chepén. Luego se mudó a Trujillo y vivía en el sector El Triunfo –distrito de La Esperanza–, por eso el nombre de la organización criminal que dirigía: Los Malditos de El Triunfo.

En Challapalca cumplía una condena de 18 años de prisión por el delito de homicidio. Su apelativo comenzó a cobrar notoriedad una década atrás, cuando según la policía, ordenó una serie de asesinatos a un grupo de delincuentes que ‘chalequeaba’ –brindar seguridad– a diversas empresas de transporte público en La Esperanza.

Su condena la cumplía en el penal Castro Castro, en Lima, pero fue trasladado a la carcelería tacneña por su alta peligrosidad. Este lunes, el general PNP César Vallejos Mori, jefe policial de La Libertad, dijo que su asesinato respondería a una guerra de cupos en la provincia de Ascope.

Otras fuentes policiales indicaron que ‘Paco’ y su victimario, Miguel Huaccha, cabecilla de Los Malditos de Ascope, pugnaban por los cupos que había dejado ‘Cojo Mame’ tras su muerte, el 3 de marzo de este año.

Otra hipótesis que se maneja es una venganza de Huaccha de los Santos, pues tras una breve discusión minutos antes de su muerte, ‘Paco’ le habría dicho que lo mandaría a matar como lo hizo con su hermano, Luis Alberto Huaccha de los Santos, quien fue asesinado en octubre de 2014, al parecer por orden de ‘Cojo Mame’, en el distrito de Paiján (Ascope).

Los Malditos de Ascope es una fusión de dos bandas: Los Nureña y Los Osos. Se forma para hacerle frente a ‘Cojo Mame’ en la guerra de cupos”, recuerda el general PNP (r) César Gentille.

Síguenos en Twitter como