Johnny Aurazo

Una mujer fue lanzada por su propio hijo desde el cuarto piso del lujoso edificio donde vivían y murió de forma instantánea en Trujillo, región de . El cuerpo cayó en la cochera del inmueble.

La víctima mortal fue identificada como Martha Benavides de la Zota, de más de 50 años de edad. Testigos del hecho contaron a El Comercio que la mujer fue arrojada por Elke Frances Hermosa Benavides (30) por el tragaluz del edificio, en la cuadra dos de la calle Marcelo Corne, en la urbanización San Andrés.

“Luego del partido de Perú, comenzaron a escucharse gritos terribles. Parecía una discusión entre varias personas”, narraron los testigos, quienes dejaron entrever que el presunto asesino sufre de alteraciones mentales y presenta problemas de conducta.

Alertada por el conserje del edificio, la Policía Nacional llegó al lugar de los hechos y detuvo al principal sospechoso del homicidio. Luego, peritos de criminalística tomaron huellas y la fiscal de turno ordenó el internamiento del cadáver en la morgue de Trujillo.