La tarde del viernes 24 de junio se detectó un derrame de petróleo en el kilómetro 213 del tramo I del Oleoducto Nor Peruano, en el distrito de Barranca, provincia del Datem del Marañón (). Pese que desde febrero las actividades de bombeo de habían sido suspendidas –a raíz de otros dos graves derrames- al menos 600 barriles de crudo afloraron a la superficie contaminado el suelo, por tercera vez en el año.

Por ello, la procuraduría del Ministerio del Ambiente (Minam) anunció que denunciará penalmente al representante legal de Petro-Perú y presidente del directorio de la empresa, Germán Velásquez, por el delito de contaminación agravada. El Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) calculó que unas 435 personas fueron afectadas por el derrame.

Se trata de la sexta denuncia que realiza el Minam contra Petro-Perú desde el año 2013. Las anteriores fueron por los casos del derrame en Bagua (22/092013), en la quebrada (230/06/014), Imaza (25/01/2016), Morona en Datem del Marañón (03/02/2016) y Jaén (17/02/2016).