Los exejecutivos de la empresa Tamshi fueron absueltos del delito de tráfico ilegal de madera. (Foto: Diego Pérez)
Los exejecutivos de la empresa Tamshi fueron absueltos del delito de tráfico ilegal de madera. (Foto: Diego Pérez)
Redacción EC

La Corte Superior de Justicia de absolvió a los exejecutivos de la del delito de . Esta sentencia en segunda instancia fue emitida por la Sala Superior de Apelaciones sobre sucesos acontecidos entre los años 2012 y 2014.

Los exejecutivos investigados por este delito eran: Rubén Antonio Espinoza, Giovanny Cubas y Ernesto Vega Delgado. Además, como tercero civil responsable se incluía a Cacao del Norte SAC (hoy Tamshi SAC).

, la empresa carecía de una autorización para transformar la madera y a los acusados se les imputaba “ser los responsables de la transformación con motosierra de cadena y otros instrumentos, de productos forestales (de madera rolliza a listones y tablas), que se encontraron acopiados en varios puntos de la zona de actividad de la empresa Cacao del Perú Norte SAC”.

MIRA: Madre de Dios: policía intervino a 8 personas en operación contra la minería ilegal

El lugar donde ocurrieron estos hechos son las parcelas que las autoridades regionales de Loreto adjudicaron en 1997 a ciudadanos de la zona que habían sido afectados por el terrorismo, amparándose en el Decreto Legislativo 838. La empresa Tamshi compró, en el 2013, las parcelas a estas personas y en los años siguientes retiraron 1.900 hectáreas de árboles para plantar cacao.

El abogado de la empresa Tamshi, Juan Diego Ugaz, sostuvo que el delito de tráfico ilegal de madera, imputado a los exejecutivos, implicaba que se había comercializado madera de origen ilícito. Pero, Ugaz recalca que se ha demostrado ante los magistrados que el origen de la madera es legal y esta solo ha sido usada como abono para la construcción de campamentos, no se ha comercializado.

Por su parte, el procurador del Ministerio del Ambiente, Julio Guzmán Mendoza, asegura que estos terrenos estaban destinados al desarrollo de agricultura migratoria, lo que hacía la recuperación rotativa del suelo, pues los productores -víctimas del terrorismo- siembran por un periodo en una parcela y luego pasan a otra.

“La agricultura migratoria no puede compararse con el talar los árboles de más de 1.000 hectáreas de una sola vez”, indicó al diario Gestión. Asimismo, el procurador sostiene que la productora de cacao debía gestionar ante el Minagri la autorización de cambio de uso de suelo y desbosque.

Finalmente, el procurador del Ministerio del Ambiente anunció que interpondrá un recurso de casación ante la Corte Suprema, pues considera que los magistrados de esta instancia podrán pronunciarse “con mejor criterio y mayor tiempo de análisis” para resolver un caso “que va a dejar un precedente sobre la deforestación en el Perú”.

Cabe resaltar que el Ministerio del Ambiente también se pronunció al respecto en su cuenta de Twitter. “A través de su Procuraduría Pública [se] interpondrá un recurso de casación para que la Corte Suprema de la República resuelva en última instancia lo decidido por la Corte de Apelaciones de #Loreto sobre el Caso #Tamshiyacu”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Ica: Policía dispersa a manifestantes y restable tránsito en Panamericana Sur (Video Codehica)

TE PUEDE INTERESAR