El Frente de Defensa de Saramuro ha provocado desde el viernes la paralización del traslado de petróleo por todo el Oleoducto Norperuano operado por Petro-Perú. (Foto: Alonso Chero/Archivo)
El Frente de Defensa de Saramuro ha provocado desde el viernes la paralización del traslado de petróleo por todo el Oleoducto Norperuano operado por Petro-Perú. (Foto: Alonso Chero/Archivo)

Cuatro días se cumplieron ayer desde que integrantes del frente de defensa del centro poblado de San José de Saramuro ingresaran a las instalaciones de la estación 1 de Petro-Perú, ubicada en el distrito de Urarinas ().

A raíz de esta toma, la empresa paralizó las operaciones de transporte de crudo por el Oleoducto Norperuano (ON).

La situación se hizo más crítica debido a que la población no aceptó participar en una mesa de diálogo en Iquitos, mientras mantiene el bloqueo de las instalaciones.

Hugo Pari Taboada, jefe de la Oficina Defensorial de Loreto, confirmó a El Comercio que los integrantes del Frente de Defensa de Saramuro fueron invitados entre el sábado y domingo a participar en la reunión, pero la propuesta fue rechazada. Agregó que la invitación se reiteró para este jueves 17, pero la población insiste en dialogar en la zona. “Eso es complicado porque los funcionarios y los representantes de las empresas [Petro-Perú y Pluspetrol Norte] consideran que no existen garantías para ingresar”, comentó el representante de la Defensoría del Pueblo.

—Origen del conflicto—

El sábado por la tarde, a través de un comunicado, Petro-Perú, operadora del ON, informó que la estación 1 fue tomada por un grupo de personas lideradas por Alex Huayllahua. En el interior del campamento están las instalaciones de Pluspetrol Norte, a cargo del lote 8. El objetivo de los manifestantes era paralizar el traslado de crudo de esta última empresa.

De acuerdo con información recogida por este Diario, el centro poblado de San José de Saramuro reclama a Pluspetrol Norte el pago del derecho de servidumbre, porque el ducto que transporta el petróleo desde el lote 8 a la estación 1 pasa por los territorios ocupados por ellos.

Sin acuerdo entre los representantes de la empresa y el centro poblado, estos últimos decidieron tomar las instalaciones. Esto ha generado la paralización de todo el ON.

El lunes, a través de un comunicado, Pluspetrol Norte aseguró que está cumpliendo con los compromisos adquiridos con las comunidades, e invocó al diálogo para acabar con la protesta. El Comercio solicitó ayer conversar con un vocero, pero no obtuvimos respuesta hasta el cierre de esta edición.

Con la toma de la estación 1 se detiene la recepción del crudo proveniente del lote 8 (Yanayacu); del lote 67, operado por Perenco; y del lote 192, operado por Frontera Energy.

Síguenos en Twitter como

TAGS RELACIONADOS