Redacción EC

El martes, la empresa petrolera Pluspetrol Norte, actual operadora del lote 8 en Loreto, reportó que 56 personas –entre trabajadores y colaboradores– quedaron “retenidas” por la comunidad de Providencia, en el distrito de Trompeteros, cuando se trasladaban a bordo de tres embarcaciones fluviales. Sumando a tripulantes y otras personas que viajaban en estas naves, eran 123 los afectados. 
Ayer se confirmó que todos fueron liberados.

De acuerdo a información recogida en la zona, la comunidad bloqueó el río Corrientes como protesta por un presunto incumplimiento de compromisos por parte de la empresa, que incluyen la remediación ambiental y el pago por uso de tierras. Trascendió que una de las cuotas de pago estipuladas no habría sido cancelada.

Respecto a estas versiones, El Comercio buscó la versión de la empresa, pero no respondieron.

El fiscal de prevención del delito de Loreto, Hugo Baños, viajó ayer hasta Trompeteros con una comitiva de la compañía; él exhortó a la población a desbloquear el río. Representantes de Pluspetrol Norte se comprometieron a dialogar con ellos.

"Hemos llegado a sostener los primeros diálogos. Se exhortó a establecer una mesa de concertación con los representantes de la compañía petrolera y a los funcionarios del Estado para que todo se produzca con total seguridad. Las personas fueron liberadas y nuevamente las embarcaciones recorrerán el río Corrientes", dijo el fiscal Hugo Baños.

Al mismo tiempo, y de acuerdo a fuentes de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), la ministra de Energía y Minas, Cayetana Aljovín, se comunicó con la empresa para pedirle que atienda las demandas de la comunidad.

Finalmente, el río fue desbloqueado y las embarcaciones liberadas.
La empresa de capitales argentinos Pluspetrol Norte, considerada una de las mayores productoras de petróleo en el Perú, fue la anterior operadora del lote 192 en Loreto y explota crudo desde 1997 en el lote 8, ubicado en las cuencas de los ríos Corrientes y Marañón.

*Con información de Daniel Carbajal y Francesca García.