Familiares de internos del Centro Penitenciario de Puerto Maldonado reclamaron asistencia médica y medicinas para sus seres queridos. (Foto: Manuel Calloquispe).
Familiares de internos del Centro Penitenciario de Puerto Maldonado reclamaron asistencia médica y medicinas para sus seres queridos. (Foto: Manuel Calloquispe).
Manuel Calloquispe Flores

Colaborador de El Comercio en Madre de Dios

mcalloquispe@gmail.com

Dos internos del penal San Francisco de Asis de puerto Maldonado, reportaron la madrugada del último lunes a El Comercio que más de 70 internos tienen fiebre, dolores en el cuerpo, y tos. Ellos temen que se trae del COVID-19 y demandaban ser evaluados con urgencia para descartar la enfermedad.

Según la información brindada, los trabajadores del INPE no les permitían comunicar el estado en el que se encuentran a las autoridades del sector salud, así como tampoco el ingreso de medicinas que sus familiares les envían, porque de acuerdo a lo que indican, requieren de una receta médica.

La madre de uno de los internos del Centro Penitenciario de Puerto Maldonado muestra las medicinas que no puede ingresar. (Foto: Manuel Calloquispe).
La madre de uno de los internos del Centro Penitenciario de Puerto Maldonado muestra las medicinas que no puede ingresar. (Foto: Manuel Calloquispe).

Se trataría de 50 internos del pabellón dos y 20 internos del pabellón tres quienes aseguran que presentaban fiebres y dolores en el cuerpo, síntomas asociados al COVID-19. “Si fuera uno, dos no diríamos nada, pero son más de 70 las personas enfermas”, informó uno de los internos a este medio. También manifestaron que, desde el inicio de la cuarentena, ningún equipo del sector salud, los ha visitado para evaluarlos y hacerles las pruebas para detectar el COVID-19.

MIRA: Cusco: delincuentes usaban pase laboral y vehicular de víctima a quien desmantelaron auto y robaron documentos

Del mismo modo señalaron que cuando van al tópico de enfermería del penal solo les miden la temperatura y les indican que “si no tienen 38 grados, no es fiebre” y los retornan a sus celdas. Ellos temen estar contagiados del COVID-19 por lo que hicieron un llamado para que las autoridades atienden su pedido.

El mismo lunes, aproximadamente unas 50 personas que indicaron ser familiares de los internos protestaron en la puerta del penal, “ellos solicitaban que les brinden medicinas y pruebas para detectar el COVID-19.

Por otro lado, aseguraron que desde hace tres días sus familiares se comunican desde el interior del penal para contarles el estado en el que se encuentran. “Ellos están con fiebre, con dolor de cabeza, dolores en todo el cuerpo, con tos, y nos piden medicinas”, dijo llorando la madre de un interno. La denunciante indicó que no les permiten el ingreso de medicinas si no presentan la receta médica de las mismas.

Otros familiares que también decidieron declarar en el anonimato, solicitaron que las autoridades del penal no tomen represalias contra sus familiares por el reclamo que hacen, ya que aseguran que en protestas anteriores los castigaron con el traslado a otro penal.

Por varias horas los manifestantes reclamaron la atención a los internos que se encuentran mal de salud. (Foto: Manuel Calloquispe)
Por varias horas los manifestantes reclamaron la atención a los internos que se encuentran mal de salud. (Foto: Manuel Calloquispe)

El defensor del pueblo El Dr. Guimo Loayza, llegó hasta el lugar para escuchar a los manifestantes. Luego de atender los reclamos de los familiares, coordinó el ingreso de medicamentos y estos sean suministrados mediante el tópico del penal. Según Guimo Loayza, el Director del INPE asumió el compromiso de coordinar con la Dirección Regional de Salud para la aplicación de pruebas rápidas. Tras la intervención del defensor del pueblo, familiares lograron ingresar medicinas además de hojas de eucaliptos para sus seres queridos.

Desde el lunes existe un fuerte contingente de la policía nacional protegiendo las puertas del penal. Exigen a los manifestantes mantener la distancia social y a dispersarse de la puerta del penal.

El centro penitenciario de Puerto Maldonado, llamado también, penal San Francisco de Asís, tiene una capacidad para 300 internos, pero tiene más 700 personas privadas de su libertad. Este medio intento hablar con el Director del penal el Dr. David Soto Silva, pero no quiso dar declaraciones.

¿Qué es el COVID-19?

El COVID-19 es la enfermedad infecciosa que fue descubierta en Wuhan (China) en diciembre de 2019, a raíz del brote del virus que empezó a acabar con la vida de gran cantidad de personas.

El Comité Internacional de Taxonomía de Virus designó el nombre de este nuevo coronavirus como SARS-CoV-2.

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden llegar a causar infecciones que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, que se pueden contagiar de animales a personas (transmisión zoonótica). De acuerdo con estudios, el SRAS-CoV se transmitió de la civeta al ser humano, mientras que el MERS-CoV pasó del dromedario a la gente. El último caso de coronavirus que se conoce es el COVID-19.

En resumen, un nuevo coronavirus es una nueva cepa de coronavirus que no se había encontrado antes en el ser humano y debe su nombre al aspecto que presenta, ya que es muy parecido a una corona o un halo.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Perú: 559 internos salen en libertad