Hampones mataron a trabajador de casa de cambio durante asalto
Hampones mataron a trabajador de casa de cambio durante asalto

Dos delincuentes que esta tarde la casa de cambio 'Inversiones J y D', ubicada entre la Av. Ernesto Rivero y el Jr. Ica, en Puerto Maldonado, Madre de Dios, mataron de tres balazos al empleado Luis Enrique Huamán Bautista, de 45 años, y huyeron con fajos de dólares.

Casi a la 1 p.m. dos hampones ingresaron al local y fingieron esperar su turno de atención. Mientras tanto, dos de sus cómplices vigilaban afuera de la tienda. La conducta sospechosa de estos últimos fue advertida por el dueño del negocio, Daniel Alvarado Robles, quien ordenó a Luis Huamán que saliera a observarlos.

Antes de que Huamán llegue a la puerta de la tienda uno de los malhechores que estaban dentro empuñó su arma y apuntó a los clientes. “Esto es un asalto carajo”, dijo.

Según detalló Alvarado a El Comercio, uno de sus empleados intentó abalanzarse sobre el pistolero pero este apretó el gatillo. Sin embargo, acotó el propietario, el arma no disparó, ni en los dos intentos siguientes que hizo.

Ello fue aprovechado por Luis Huamán, quien trató de neutralizar al delincuente armado abrazándolo. Forcejearon y fue ahí que el disparo finalmente salió. Huamán cayó herido en la yugular.

El otro asaltante que había entrado al inmueble también sacó su arma y volvió a balear dos veces más al trabajador malherido y, de inmediato, disparó contra Daniel Alvarado. El dueño de la tienda dijo que se agachó y pudo esquivar el proyectil.

Con el propietario doblegado y el empleado desangrándose, los facinerosos cogieron paquetes de billetes y salieron de la tienda. En la calle, sus compinches los ayudaron a escapar.

Aún con vida, Huamán Bautista fue trasladado al Hospital Santa Rosa, pero los médicos ya no pudieron salvarle la vida. Desde las 6 p.m. su cuerpo permanece en la sede de Medicina Legal Forense de la Fiscalía de Tambopata.

Lucy Guevara Cahuana, esposa de la víctima, informó a este Diario que Luis Huamán deja en la orfandad a dos hijos, de 18 y 14 años. La mujer exigió justicia a las autoridades.