Diana Mery Quiroz Galvan

Catalogado como el más completo del continente, el Museo Taurino de la Plaza de Acho está a punto de reabrir sus puertas. La iniciativa es parte del recorrido que ha organizado la Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana (SBLM) por sus principales patrimonios culturales, es decir, el coso limeño y el Museo Cementerio Presbítero Matías Maestro.

► 

A pesar de que contiene piezas de incalculable valor, durante los últimos tres años el acceso a este recinto fue limitado. Solo se podía ingresar algunos días de octubre a diciembre, cuando se desarrolla la Feria del Señor de los Milagros. Pocos saben que la importancia de esta colección sobrepasa la historia de la tauromaquia peruana del siglo XX. Este museo exhibe además de fotos, afiches, espadas, capotes –de paseo y de lidia– y trajes donados por los propios toreros, pinturas y dibujos de reconocidos artistas nacionales e internacionales.

La extensa pinacoteca del museo está compuesta por exponentes clásicos de la pintura taurina como Roberto Domingo, Carlos Ruano Llopis y Andrés Martínez de León, pero también obras de otros grandes como Le Corbussier, Jean Cocteau, y hasta dos litografías originales de Pablo Picasso. La cuota nacional está representada por José Sabogal, los cuadros abstractos de Borkas o la visión onírica de Joaquín Roca Rey. Un pequeño dibujo de Szyszlo rinde homenaje a uno de los fundadores del museo: Luis Miró Quesada Garland.

UN POCO DE HISTORIA

Fundado el 18 de octubre de 1962 por el doctor Oswaldo Hercelles, el Museo Taurino surge a raíz de las restauraciones que se contemplaban para celebrar el segundo centenario de la Plaza de Acho. Gracias a la colaboración desinteresada de numerosos aficionados limeños como la familia Graña Garland, Jesús de Asín y el esfuerzo de los miembros del Patronato del Museo Taurino de la Plaza de Acho, el proyecto se hizo realidad. 

: Descubre la belleza de las modelos internacionales de — Luces El Comercio (@Luces_ECpe)

En total son un millar de piezas las que el museo alberga. La más antigua es la capa castellana del matador Rafael Molina, llamado ‘Lagartijo’, que data de mediados del siglo XIX. En cuanto a la colección de trajes, se resguarda uno de 1917 que perteneció al torero mexicano Rodolfo Gaona. El más reciente fue lucido por el novillero peruano Renatto Motta, fallecido en mayo del 2016. Otro de los trajes que se muestran es el que usó el español Pepe Bienvenida, a quien la muerte sorprendió luego de una lidia.

También se rinde homenaje a Conchita Cintrón, rejoneadora nacida en Chile pero que pasó a la historia como el mayor referente femenino de la tauromaquia peruana.
Mención a parte merece la copiosa biblioteca  que el museo posee. Son alrededor de 300 libros, como la monumental obra “Los Toros” de José María de Cossio, las colecciones de La Lidia, emblemática revista del siglo XIX  y la de Sol y Sombra  escrita entre 1890 y 1925.

MÁS INFORMACIÓN
El recorrido se inicia el sábado 29 de abril desde las 3 p.m. Las entradas se pueden adquirir en la oficina de información turística de la MLM) Nicolás de Ribera 145, Cercado de Lima) a S/20.  La salida será desde el mismo lugar.

TAGS RELACIONADOS