Se puede operar el corazón sin utilizar el bisturí [VIDEO]
Se puede operar el corazón sin utilizar el bisturí [VIDEO]

Cuando hay que operar a un paciente con alguna enfermedad cardiovascular, la cosa se complica. Hay mucho riesgo de mortalidad, pues la mayoría de pacientes son personas de avanzada edad. Pero también trae problemas relacionados con la naturaleza de la intervención. Al tener que abrir el pecho o el abdomen para alcanzar ciertos vasos sanguíneos relacionados con el , el posoperatorio suele ser muy largo y doloroso.

  !function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?'http':'https';if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+'://platform.twitter.com/widgets.js';fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, 'script', 'twitter-wjs');

Ante esta situación, las intervenciones mínimamente invasivas son como verdaderas alternativas para tratar a la mayoría de pacientes y sin ocasionarles molestas y prolongadas fases de recuperación.

“La terapia endovascular es relativamente nueva. Aparece en los noventa, pero despegó en el 2000. Todos los vasos del  se pueden tratar de esta manera, con mucho éxito y con una baja tasa de mortalidad”, explica a El Comercio el doctor Napoleón Delgado, cirujano torácico y cardiovascular, del Instituto Nacional del Corazón (Incor) y la Clínica Delgado.

(Infografía: Sergio Fernández)

—ALTERNATIVAS—

La cirugía endovascular o reparación endovascular de aneurismas (EVAR) es una técnica que ya se está usando en el país, con la cual se pueden solucionar estos problemas de salud desde zonas alejadas del cuerpo.

“Con la EVAR se puede abordar la arteria femoral con una guía y se obtiene comunicación entre el medio externo y los vasos sanguíneos. Así se puede llegar al vaso que se prefiera y realizar la intervención”, explica el especialista.

Sin embargo, en el país ya se está empezando a probar una evolución de esta técnica. El doctor Delgado ya ha realizado, de manera exitosa, 10 intervenciones usando la técnica de reparación endovascular percutánea de aneurismas (Pevar).

Esta técnica propone el uso de dispositivos de cierre vascular (DCV), que reemplaza la exposición de la arteria femoral, como sucede en la técnica convencional. Con la técnica Pevar, el cirujano solo requiere realizar punciones, pues los dispositivos de cierre pueden manejarse sin visualizar el vaso sanguíneo del .

La cifra 400 intervenciones al año se realizan en el país con la técnica EVAR. Esta técnica se usa para tratar el 98% de enfermedades cardiovasculares.