Peruanos se sienten más inseguros que el resto de latinos
Peruanos se sienten más inseguros que el resto de latinos

Caminar por la calle es una actividad considerada de alto riesgo por los peruanos: nueve de cada diez sienten en cada paso que la está al acecho. Colombianos, brasileños y mexicanos se sienten más seguros en sus países, a pesar de que tienen tasas de homicidios cuatro, tres y dos veces más altas, respectivamente. Ni qué decir de El Salvador donde la tasa de homicidios es casi cuarenta veces la del Perú.

Sin embargo, no es solo un tema de percepción de inseguridad lo que enfrentan los peruanos: cerca de un tercio de la población ha sido víctima de un delito. Nuestro país tiene la mayor tasa de victimización por delincuencia de la región (30,6%, según el Barómetro de las Américas), que además es la más alta de los últimos diez años. Le siguen los pasos Venezuela (24,4%) –único país donde la percepción de inseguridad es más alta que en el Perú–, México (23,4%) y Colombia (19,6%). Estos resultados son confirmados por la encuesta de Ipsos en seis países de Latinoamérica.

Tipos de crimen

A diferencia de los países vecinos, la mayor parte de la criminalidad en nuestro país la constituyen los hurtos –robos sin arma y sin agresión– por un escaso monto y, en su mayoría, sin niveles elevados de violencia. Este delito constituye el 32% del total. El robo con arma alcanza el 18%, mientras que la extorsión el 7,5%, aunque hay que tomar en cuenta que existe una cifra negra de los delitos no denunciados.

En contraste, México y Venezuela registran una mayor importancia de los delitos con más cuota de violencia. En México, el robo con arma y la extorsión suman el 50% del total, mientras que en Venezuela bordea el 68%. Este país no fue incluido en la encuesta de Ipsos; cuando se lo compara, los datos provienen del Barómetro de las Américas.

Autoridades poco confiables 

La percepción de inseguridad generalizada entre los peruanos está alimentada tanto por el incremento de la delincuencia como por factores institucionales: la desconfianza en el buen funcionamiento de la Policía Nacional o el Poder Judicial (PJ), entidades encargadas de combatir el crimen. Dos tercios de los peruanos tienen poca o ninguna confianza en la policía. El nivel de incredulidad aumenta cuando se evalúa la administración de justicia. Tres de cada cuatro peruanos desconfían del PJ. 

Estas cifras son ligeramente mayores al promedio de la región, donde un 59% desconfía de la policía y un 65% del PJ.

Sin embargo, resalta más la persistencia de esta variable en niveles elevados a través del tiempo en el ámbito local. La desconfianza en ambas instituciones nunca bajó del 65% durante la última década, cifra que sobrepasa el promedio observado en la región en el mismo período de tiempo.

El descrédito de los organismos encargados de combatir el crimen va de la mano con la aprobación de las principales instituciones de cada país. Siete de cada diez peruanos desaprueban la gestión de los principales poderes del Estado.

Lee también:

TAGS RELACIONADOS