‘Los malditos del Comando Vermelho’ habrían perpetrado sus principales golpes entre junio del 2018 y octubre del 2019. Entre estos, el asalto al albergue Inkaterra, a la tienda Carsa, así como a entidades financieras y empresas de transportes (Foto: PNP)
‘Los malditos del Comando Vermelho’ habrían perpetrado sus principales golpes entre junio del 2018 y octubre del 2019. Entre estos, el asalto al albergue Inkaterra, a la tienda Carsa, así como a entidades financieras y empresas de transportes (Foto: PNP)

Desde este mediodía, el juez supernumerario del Juzgado de Paz Letrado de Laberinto, Jerónimo Sullca Quenti, preside la audiencia de prisión preventiva contra 34 presuntos integrantes de la ‘Los malditos del Comando Vermelho’, acusados de robo, sicariato, extorsión y micro comercialización de drogas, en la sala de audiencias del establecimiento penitenciario de Puerto Maldonado, en .

El inicio de la audiencia estuvo marcado por una serie de imprevistos. Esta debía empezar a las 8 a.m. pero fue reprogramada debido a que la jueza Judith Atapaucar había pedido licencia por un tema familiar. El caso fue encargado a la magistrada Lissete Sánchez, quien se excusó por enfermedad. Ante esta situación el magistrado Edwar Barrios Flores, debía hacerse cargo pero se negó a firmar la resolución de designación aduciendo estar enfermo. Finalmente, el juez Sullca instaló la audiencia.

“El juez designado debe tomar la decisión dentro de su independencia y resolver con absoluta imparcialidad sin ningún tipo de presión”, dijo el presidente de la Corte superior de Justicia Madre de Dios, Adolfo Caira Quispe.

El fiscal de la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Tambopata, Gilmar Quispe Ychuchuayca, ha solicitado 36 meses prisión preventiva contra los 34 supuestos miembros de la referida organización criminal.

Entre otros delitos, a la mafia autodenominada ‘Los maldito del Comando Vermelho’ la fiscalía atribuye el asesinato de tres policías, un sereno, y otras seis personas por ajuste de cuentas y sicariato. Además, múltiples asaltos a mano armada, extorsión, cobro de cupos y tenencia ilegal de armas de fuego (de uso civil y de guerra) para controlar la distribución y tránsito de la droga por la región de Madre de Dios así como el cobro de cupos a los dueños de bares, cantinas y clubes nocturnos de Madre de Dios, Cusco, Ucayali. La banda había extendido sus extorsiones a locales de los departamentos de Pando, en Bolivia, y Asis, en Brasil.

‘Los malditos del Comando Vermelho’ habrían perpetrado sus principales golpes entre junio del 2018 y octubre del 2019. Entre estos, el asalto al albergue Inkaterra, a la tienda Carsa, así como a entidades financieras y empresas de transportes.

El pasado 31 de octubre, la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac), capturó a 13 presuntos integrantes de la referida organización criminal durante un megaoperativo realizado en las regiones de Madre de Dios, Cusco y Arequipa. El resto de procesados por pertenecer a ‘Los malditos del Comando Vermelho’ ya estaban en cárcel por delitos similares, incluso algunos ya tienen sentencia.

Según las investigaciones, la mafia estaba encabezada por el peruano Arnold Emanuel Díaz López, alias ‘Callampón’, y por dos ciudadanos brasileños. Uno de estos últimos es Gleison Ferreira de Oliveira, conocido como ‘Negao’. La organización criminal agrupar más de 45 delincuentes y un aparato legal.