Piura: Comerciante muere en choque y nieta queda grave (Fuente: PNP).
Piura: Comerciante muere en choque y nieta queda grave (Fuente: PNP).
Redacción EC

Un comerciante falleció; mientras que su esposa, hija y nieta, resultaron heridas luego que el mototaxi que manejaba fuera embestida violentamente por la parte posterior por un automóvil en la carretera Sechura-Parachique, en la provincia de Sechura, en .

La tragedia ocurrió a las 4:30 de la madrugada. El comerciante Modesto Chapa Chunga (61) manejaba su mototaxi de placa 1598-TA, acompañado de su esposa María Tume Ruiz (55), su hija Tanía Chapa Tume (32) y su nieta de 8 años. De pronto, fue impactado violentamente por la parte posterior por el automóvil de matrícula A9G-383, piloteado por Eduardo Chapa Martínez (59).

Al parecer, la excesiva velocidad hizo que el conductor del auto chocara por alcance contra el mototaxi.

VIDEO RECOMENDADO

Casos de COVID-19 en adolescentes y niños se incrementan

Producto del fuerte impacto, Chapa Chunga falleció en el lugar debido a las graves heridas en la cabeza y otras partes del cuerpo; mientras que su esposa, hija y nieta fueron evacuadas por agentes de la comisaría de Sechura y la Policía de Carreteras al centro de salud de la zona.

La niña tuvo que ser evacuada al hospital Cayetano Heredia, en Piura, debido que sufrió una fractura en la base del cráneo, su estado es delicado.

En tanto, María Tume y su hija Tanía sufrieron traumatismos leves en el cráneo y tórax; además, la segunda de las nombradas sufrió la fractura de brazo derecho.

Se conoció que el comerciante y su familia se dirigían al mercadillo de Parachique, donde venden abarrotes.

Según fuentes policiales, el choque por alcance no se puedo evitar, al parecer, debido a la excesiva velocidad del automóvil.

Detectives de Investigación de Accidentes de Tránsitos acudieron al lugar del accidente y realizaron las pericias respectivas; mientras que el chofer fue detenido y trasladado a la comisaría de Sechura para las diligencias del caso.

MÁS NOTICIAS SOBRE CORONAVIRUS EN PERÚ