Trabajadores calificaron esta medida como arbitraría. (Foto: Cortesía)
Trabajadores calificaron esta medida como arbitraría. (Foto: Cortesía)

Al menos 14 trabajadores fueron separados este lunes del Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético del Alto Piura (Peihap). El personal fue impedido de ingresar a las 7:30 a.m. a la sede del distrito de Chulucanas, en la provincia de Morropón ().

Si bien sus contratos habían culminado el último 30 de junio, los trabajadores no fueron notificados sobre la decisión de prescindir de sus servicios. Un miembro de seguridad del local señaló que el impedimento del ingreso era una orden de la gerencia general.

► 
► 

El personal separado está integrado por un tesorero, un contador, un cajero, secretarias y responsables de patrimonio, presupuesto y obras, así como conductores de vehículos. Son profesionales y técnicos que tienen entre tres y once años de servicios en el Peihap, bajo el régimen CAS del decreto 728.

La secretaria del sindicato de trabajadores, Karina Cisneros, quien también fue separada, señaló que ninguno tiene procesos administrativos o penales ni recibió explicación alguna sobre la no renovación de su contrato. Por ello, sospecha que se trata de una decisión con tinte político, ya que en las últimas semanas ingresó nuevo personal afín al movimiento del gobernador Servando García, Fuerza Regional, que viene recibiendo inducción.

“Somos varias las personas (en el Peihap) que no estamos de acuerdo con la línea política del gobernador. Puede ser que sea como una represalia, no encontramos otra explicación. Lamentamos esta arbitrariedad, esto es un atropello a nuestros derechos”, sostuvo.

Cisneros, quien se desempeñaba como especialista en Presupuesto, agregó que, pese a no aprobar la actual gestión regional, “hemos mostrado nuestra disposición de trabajar por el proyecto, porque actualmente estamos en un momento crítico”.

Trabajadores fueron separados de sus puestos. Señalan que se trata de una represión política. (Foto: Cortesía)
Trabajadores fueron separados de sus puestos. Señalan que se trata de una represión política. (Foto: Cortesía)

Una fuente del Peihap comentó a El Comercio que el último viernes 28, al término de la jornada laboral, el personal de seguridad revisó las pertenencias de varios trabajadores al salir y selló el reloj biométrico, donde se marca la asistencia.

El actual gerente general del proyecto, Manuel Alberto Vega Palacios, declaró que solo se estaba respetando el término de los contratos laborales, ya que los trabajadores “tienen procesos judiciales con el Peihap”. Con ello se refirió a una demanda por desnaturalización de contrato, en la cual el personal solicita, en razón al tiempo de trabajo, que los contratos pasen a ser indeterminados. Al respecto, Karina Cisneros explicó que ello no afecta el vínculo con el proyecto.

- Momento crítico -
Desde hace nueve años, en el Proyecto Alto Piura (Peihap), la obra más importante de la región Piura, se ha invertido S/413’726.096,31. Sin embargo, el avance físico apenas es de 22 %. Actualmente la obra tiene once meses paralizada y en abandono.

En seis meses de la actual gestión regional ha habido cuatro gerentes del Peihap, lo cual ha sido cuestionado por los consejeros regionales. En comunicación con El Comercio, el ex gerente Reynaldo Alméstar, señaló que su salida estuvo relacionada con los cambios que el gobernador y su gerente general regional, Jesús Torres, buscaban concretar.

“Yo no quería de ninguna manera que al personal se le bote solo porque no está de acuerdo con una línea política, porque hay gente que es muy buena para el trabajo que desempeña. Les hice conocer, tanto al gerente como al gobernador, que yo no iba a caer en esa situación, y precisamente eso fue lo que generó que me sacaran”, dijo Alméstar.

“Lamentablemente se está dando esta situación, lo cual lógicamente está llevando por mal camino al Peihap, y esto se va a repercutir durante mucho tiempo, de forma negativa, en los beneficios que esperan miles de agricultores. Es lo único que puedo decir, no quiero entrar en detalles”, agregó el ex funcionario.

(Foto: Carlos Chunga)
(Foto: Carlos Chunga)

- Responde gobierno regional -
El gerente general del Gobierno Regional Piura, Jesús Torres Saravia, justificó la salida de 14 trabajadores del Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético del Alto Piura (Peihap), señalando que no se trató de un despido.

“El corte laboral se hizo siguiendo los parámetros establecidos en el marco de la ley, dado que los contratos de los ahora ex trabajadores habían concluido y se decidió prescindir de sus servicios, evitándose la renovación de sus contratos”, señaló.

Torres agregó que el Gobierno Regional Piura no ha vulnerado derechos laborales. “Muy por el contrario, está ávido de luchar ante cualquier tipo de atropello contra sus trabajadores”, dijo, sin explicar los motivos de la no renovación de los contratos.

Según Cisneros, secretaria del sindicato de trabajadores, usualmente los contratos laborales eran renovados el último día hábil de vencimiento. Sin embargo, hasta la semana pasada no hubo comunicación al respecto, y este lunes fueron impedidos de ingresar a la sede del Peihap en Chulucanas (Morropón).

TAGS RELACIONADOS