la intensa lluvia comenzó desde las 7:30 am y no paro a lo largo de unas tres horas. Un fenómeno similar, según el regidor, se presentó en el 2002, pero no en la magnitud de esta fecha (Foto: Carlos Fernández)
la intensa lluvia comenzó desde las 7:30 am y no paro a lo largo de unas tres horas. Un fenómeno similar, según el regidor, se presentó en el 2002, pero no en la magnitud de esta fecha (Foto: Carlos Fernández)
Carlos Fernández

colaborador de El Comercio

Dcarlosfb@gmail.com

El profesor Yoel Quispe Capacoila, que vive en el distrito de de la provincia de Carabaya en la región , no recuerda haber presenciado y afrontado el del río Chaquimayo en los 30 años que vive en esa zona. Unas tres horas de intensa registradas la mañana del martes, arrasaron con su vivienda, huerto, criadero de animales domésticos y campos de cultivo.

Al igual que Quispe Capacoila, otras 20 familias por el momento, reportaron haber sufrido los embates de la naturaleza, temiéndose que la cantidad de familias afectadas con el fenómeno crezcan conforme se haga el recuento de daños.

Las aguas del Chaquimayo y otros causes menores que desembocan en el río San Gabán, crecieron considerablemente a media mañana, desbordándose e inundando extensos campos de cultivos y muchas viviendas de los habitantes de la zona.

El regidor de la municipalidad distrital de San Gabán, Benigno Condori Ali, junto a funcionarios de la oficina de Defensa Civil recorrieron toda la zona afectada por el desborde, constatando los daños causados.

“Los daños a los campos de cultivos de yuca, plátanos y otros productos, son considerables y las familias damnificadas requieren urgente apoyo. Nuestro municipio no cuenta con los suficientes recursos para atender esta emergencia”, dijo en un medio radial local.

Según dicha autoridad, la intensa lluvia comenzó desde las 7:30 am y no paro a lo largo de unas tres horas. Un fenómeno similar, según el regidor, se presentó en el 2002, pero no en la magnitud de esta fecha.

Ante la emergencia, como municipio se movilizó dos tractores para intentar algunas acciones de encause del río. La actividad no se pudo completar por la enorme crecida del río, que imposibilitó esos trabajos.

Para enfrentar la contingencia y sobre todo apoyar a las familias afectadas, el regidor solicitó el apoyo de la Municipalidad Provincial de Carabaya y Gobierno Regional de Puno.

“Necesitamos con urgencia alimentos, ropas, carpas y herramientas para distribuirlos entre las familias damnificadas. Debemos tratar de rescatar sus pocos bienes y animales, reubicarlos para que afronten la temporada, ya que se vienen quedando sin nada”, refirió Condori Ali.

TAGS RELACIONADOS