Carlos Fernández

colaborador de El Comercio

Dcarlosfb@gmail.com

El puente internacional que une Perú y amaneció cerrado por sexto día consecutivo debido debido a la convulsión social y política que en los últimos días atraviesa dicho país. En horas de la mañana, decenas de ciudadanos bolivianos continuaban apostados sobre la infraestructura para impedir el ingreso de personas y vehículos provenientes de territorio peruano.

Según fuentes de la zona, en las últimas horas la junta de vecinos de-Bolivia decidió abrir el paso solo para peatones. Si bien por el momento no hay restricción de paso para residentes del lugar, solo pueden circular hacia zonas aledañas a ambos lados de la frontera.

La situación sigue complicada para aquellos que viajan a la ciudad de , quienes no pueden llegar a su destino debido al bloqueo en varios tramos de los 112 kilómetros de vía que une esta ciudad con Desaguadero.

Funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores señalaron que actualmente tramitan el retorno de varios peruanos varados en dicho país.

"El viceministro de Relaciones Exteriores, Jaime Pomareda que llegó desde Lima hasta Desaguadero, coordinó con el Consulado peruano en La Paz, para gestionar un puente aéreo que permita la repatriación de nuestros connacionales que siguen en Bolivia", indicó un funcionario de la Oficina Desconcentrada del Ministerio de Relaciones Exteriores en Puno.

También reveló que el embajador Pomareda, trató infructuosamente de coordinar con alguna autoridad de Relaciones Exteriores de Bolivia. Solo obtuvo información que desde este lunes funcionarios de aduanas de Bolivia retornarían a sus tareas habituales en sus oficinas fronterizas, en cambio, nada en torno a los de migraciones.

Desaguadero afectado

El alcalde de Desaguadero, Isidro Mendoza Uriarte, señalo a este Diario que los comerciantes minoristas de esta localidad son los más afectados con el bloqueo. De otro lado, las ferias comerciales que se desarrollan en ambos lados de la frontera están suspendidas. Además, cientos de vehículos de carga están varados del lado peruano esperando cruzar la frontera.