(Foto referencial)
(Foto referencial)
Carlos Fernández

colaborador de El Comercio

Dcarlosfb@gmail.com

Hasta el último informe de agosto, se registraron 321 casos de trata de personas en Puno. De ellos, 93 fueron denunciados, informó el gerente de Desarrollo Social del Gobierno Regional Puno, Ricardo Delgado Ramos.

“Tenemos un avance importante en la lucha contra delitos como la trata de personas y violencia contra la mujer, pero los resultados se muestran infructuosos, por eso el crecimiento de las cifras. Tal vez falta que las autoridades nos involucremos más, especialmente en los gobiernos locales”, agregó Delgado Ramos.

-Casos-

El pasado fin de semana, una joven de 17 años que era explotada sexualmente en el centro poblado minero La Rinconada (distrito de Ananea, provincia de San Antonio de Putina) fue rescatada por la Policía Nacional.

La denuncia que presentó la madre de la joven ante las autoridades policiales y el Ministerio Público permitió la intervención y posterior detención de Federico Laura Calsina, de 23 años, acusado del presunto delito de trata de personas. Sin embargo, la propietaria del local, conocida como Marilyn Ríos Arenas, no fue ubicada.

La mamá de la joven rescatada había iniciado su propia búsqueda para hallar a la menor, que es natural del distrito de Muñani y fue captada en la ciudad de Azángaro con la promesa de trabajar en una tienda.

Además del caso en La Rinconada, en la ciudad de Puno dos empleados del local nocturno Las Graditas fueron detenidos tras ser acusados por el delito de trata de personas en su modalidad de explotación laboral o sexual. En el recinto la Policía Nacional halló a cuatro mujeres, de 18 a 20 años, que eran explotadas sexualmente.

-Sensibilización-

La presidenta de la Junta de Fiscales Superiores del Distrito Judicial de Puno, Elizabeth Castillo Zapana, explicó que se necesita una mayor comunicación e interrelación entre las autoridades y la población para enfrentar, con mayor éxito, la lucha contra la trata de personas.

“Nos falta actuar de oficio cuando trasciende, por medios, como las redes sociales la desaparición de alguna persona. También difundir entre la población el trabajo que desarrolla nuestra Fiscalía Especializada en Trata de Personas y, sobre todo, acudir a esta dependencia cuando se presenta un caso de esa naturaleza”, dijo Castillo Zapana.

Para el director de la Oficina Desconcentrada del Ministerio de Relaciones Exteriores en la ciudad de Puno, Carlos Alberto Sánchez del Águila, al ser esta una zona de frontera hay más vulnerabilidad a la trata de personas. Por ende, se requiere mayor trabajo de sensibilización y educación.

-Educación-

Este viernes, se emprendió una feria informativa en la localidad fronteriza de Desaguadero para educar respecto a la trata de personas. Se aprovechó la concurrencia de ciudadanos de ambos países que acuden a la feria comercial para informar sobre este delito.

En la actividad de sensibilización participaron también niños. (Foto: Carlos Peña)
En la actividad de sensibilización participaron también niños. (Foto: Carlos Peña)

“Lo bueno de está actividad es el acercamiento que hemos logrado con las autoridades del vecino país para enfrentar y combatir la trata de personas entre ambas naciones”, dijo Sánchez del Águila.

La actividad también estuvo orientada a la instalación de la Red Distrital Contra la Trata de Personas del distrito de Desaguadero, que deberá poner en práctica los lineamientos trazados en el Plan Regional de Lucha contra la Trata de Personas, aprobada en agosto pasado.

Síguenos en Twitter como