Redacción EC

CARLOS FERNÁNDEZ BACA

Las rondas campesinas del distrito de Macusani, provincia de Carabaya, en la región , sometieron ‘a disciplina’ a la jueza de Investigación Preparatoria de esa zona, Eliana Mamani Arias, haciéndola poner de rodillas en plena vía pública frente a una multitud de campesinos.

Según los enardecidos ronderos, la magistrada no dictó prisión preventiva contra Jesús Hualla (30), tal como lo había solicitado el Ministerio Público, luego de confesar el ultraje sexual cometido contra una adolescente de 17 años en el centro poblado Pacaje en junio de este año.

Temerosa de ser sometida a la justicia popular solicitada a gritos por los ronderos, la jueza reaccionó y comenzó a llorar explicando que no había cometido ninguna irregularidad en su fallo y que había actuado dentro de la normatividad vigente.

La magistrada fue invitada por las rondas campesinas de Carabaya que habían programado una reunión para tratar ese tema y otros puntos. La jueza acudió sin protección de ninguna índole.

El presidente de la Corte Superior de Justicia de Puno, Percy Lozada Cueva, anunció la separación de la jueza por no actuar a la altura que le corresponde como magistrada. Explicó que nunca debió acudir a la reunión ni explicar la razones que lo impulsaron a dictar esa resolución.

“Los jueces están sometidos al imperio de la ley  y al derecho. ¿Se imaginan si cada juez tendría que explicar sus resoluciones?  Un juez tiene que mostrar principio de autoridad, tiene autonomía y no pueden actuar en base a presiones de un sector. Toda observación a la resolución que emite un magistrado, se debe hacer por las vías legales”, dijo.

DATO
Fue la Sala Penal de Apelaciones de Juliaca la que dictó prisión preventiva de nueve meses contra Jesús Hualla, acusado de violación sexual contra la menor de edad, pero este se encontraba no habido hasta el cierre de esta nota.