Carlos Fernández

colaborador de El Comercio

Dcarlosfb@gmail.com

En esta segunda jornada de paralización, decenas de vehículos permanecen varados en diferentes tramos de las dos vías que conectan con la frontera con Bolivia. El paro de 48 horas es acatado por diversas organizaciones civiles que reclaman la excarcelación de , gobernador regional de Puno.

► 

► 

La paralización es acatada, sobre todo, en la zona sur de la región Puno, donde Aduviri Calisaya suma más simpatizantes. En tramos de las rutas Puno-Desaguadero e Ilo-Desaguadero, varias unidades, especialmente de carga pesada, siguen varadas desde el jueves.

Esta mañana, las dos vías de acceso a la ciudad de Puno fueron nuevamente bloqueadas, por lo que la Policía Nacional acudió a las 8 a.m. para despejar este tramo, en el sector de Yanamayo.

Este mismo contingente se trasladó a la zona sur de la ciudad para despejar la zona del Fuerte Manco Cápac del Ejército Peruano. Los agentes usaron bombas lacrimógenas para disuadir a los manifestantes.

Debido al bloqueo de las carreteras, los turistas con destino a Bolivia optaron por viajar hasta este país vía lacustre. Luis Salvador Pilco, representante de uno de los grupos de operadores en turismo, dijo que debieron embarcar a los viajeros para que no pierdan sus conexiones y continúen con su tour. Para ello debieron pagar hasta US$ 100 por persona, indicó.

Síguenos en Twitter como

TAGS RELACIONADOS