Un grupo de obreros fue intervenido en una construcción ubicada entre los jirones Pedro de Urzúa y Ricardo Palma, en el barrio Huayco (Tarapoto). (Foto: Hugo Anteparra)
Un grupo de obreros fue intervenido en una construcción ubicada entre los jirones Pedro de Urzúa y Ricardo Palma, en el barrio Huayco (Tarapoto). (Foto: Hugo Anteparra)
Hugo Anteparra

Colaborador en San Martín

anteparrahugo@gmail.com

En el quinto día de aislamiento social para contrarrestar los contagios de coronavirus en el país, en Tarapoto (San Martín) fueron intervenidos obreros que laboraban en una construcción y mototaxistas que circulaban en busca de pasajeros. Además, tres familias están en cuarentena por el caso del indígena de Andoas que dio positivo en una prueba que le realizaron en Lima.

Los obreros fueron intervenidos en una construcción ubicada en la intersección de los jirones Pedro de Urzúa y Ricardo Palma, en el barrio Huayco de Tarapoto. Miembros de las Fuerzas Armadas los intervinieron, mientras que en diferentes calles fueron ubicados conductores de motocicletas que incumplían la orden de inamovilidad en horas de la noche.

En tanto, el indígena que llegó a Tarapoto el lunes último continúa en cuarentena en la casa de uno de sus familiares, ubicada en el distrito de La Banda de Shilcayo. Él arribó a la ciudad sin tener confirmado el resultado del examen médico que se le hizo para descartar si tenía coronavirus. Después, a prueba salió positiva. En situación de cuarentena también se encuentra el conductor del trimóvil que transportó al indígena en Tarapoto.

Además, en diferentes provincias fueron ubicados los pasajeros que viajaron en el mismo avión con el líder nativo. Ellos vienen siendo sometidos a exámenes médicos, situación que genera preocupación en sus familiares y vecinos.

El subprefecto del distrito de La Banda de Shilcayo, Carlos Ríos Arce, manifestó que recibieron una comunicación telefónica donde unos vecinos solicitaban alimentos para las dos familias en cuarentena, ya que no pueden salir a comprar víveres en los mercados.

“El indígena que dio positivo para coronavirus está estable, ya no presenta fiebre y viene evolucionando favorablemente. No tienen forma de comprar alimentos ya que nadie se atreve a acercarse a la casa de los pacientes por temor a contagio. Hicimos una colecta de alimentos y la gente respondió al llamado”, indicó Ríos Arce.