Cinco provincias fueron afectadas por el desborde de ríos en el departamento de . En las mismas, 17 instituciones educativas quedaron dañadas por la inundación. Sin embargo, no se registraron pérdidas de materiales educativos o equipos, informó Andina.

La mayoría de los colegios afectados estaban identificados como escuelas altamente vulnerables frente a las inundaciones, por lo que las clases concluyeron el 30 de noviembre, refirió Aurora Zegarra, jefa de la Oficina de Defensa Nacional y de Gestión del Riesgo de Desastres (Odenaged), del Ministerio de Educación.

Solo en los colegios ubicados en la provincia de Mariscal Cáceres seguían dictándose las clases con normalidad, pues no estaban considerados en peligro. Entre las instituciones educativas afectadas están la 081 N.P.V. y 0162, en la localidad de Saposoa, provincia de Huallaga.

Zegarra manifestó que el nivel del río Huallaga ya descendió y que se vienen ejecutando las labores de limpieza en algunos de los colegios, pero que todavía no se puede intervenir en otros pues la altura del agua llegó hasta un metro.

TAGS RELACIONADOS