Se trata de un virus altamente dañino para la producción  de cerdos en el país. No afecta a los humanos. (Foto referencial: El Comercio)
Se trata de un virus altamente dañino para la producción de cerdos en el país. No afecta a los humanos. (Foto referencial: El Comercio)
Redacción EC

El (Minagri) dispuso restricciones en la importación de cerdos domésticos y sus productos derivados ante el riesgo del ingreso de peste porcina africana a nuestro país, un tipo de virus que no tiene tratamiento y tampoco vacuna. La prohibición se realizó por medio de la Resolución Directoral N°0051-2019-MINAGRI-SENASA-DSA, publicada hoy.

“Prohibir la importación de animales de la familia Suidae vivos y sus productos, incluyendo aquellos que se pretendan ingresar al país dentro del equipaje de pasajeros procedentes de países infectados”, señala la norma, sobre los cerdos domésticos común.

Al respecto, Miguel Quevedo, jefe del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), indicó a este Diario que se trata de una medida preventiva “ante el riesgo de que pueda ingresar esta enfermedad exótica que no la tiene el Perú, y sumamente agresiva”. También aclaró que el virus no se transmite a humanos pero sí afectaría a la industria porcina del país.

“Es un virus que ataca solamente a los cerdos. No ataca a las personas y no se transmite a través de la carne. Está presente en África y afectó últimamente a China. Todos los países del continente americano han tomado medidas similares de prevención”, agregó Quevedo. Se ha restringido el ingreso de animales vivos, embutidos y jamones.

Agregó que el consumo y cuidado de cerdo en el país ha aumentado en los últimos años. Hay 3.5 millones de cerdos, se produce 220 mil toneladas de carne de cerdo al año y el consumo por persona alcanza los 7 kilos de carne de cerdo, tres kilos más desde el 2010.

El Senasa también informó que los viajeros que lleguen al Perú desde Bélgica, Bulgaria, Eslovaquia, Hungría, la Isla Cerdeña de Italia, China, Hong Kong o Angola, no deben tener contacto con cerdos al menos en los primeros 15 días tras su retorno al país. Los cerdos infectados presentan signos como manchas moradas en la piel, diarrea, vómitos y alta mortalidad.