(Foto: Universidad Católica San Pablo)
(Foto: Universidad Católica San Pablo)

Han pasado 35 días desde que tomó el mando del Gobierno Regional de (GRA). Desde entonces, las apariciones públicas de la autoridad y sus mensajes han sido breves. 

El 1 de enero, por ejemplo, el gobernador juró el cargo a puertas cerradas en la sede del GRA. No se permitió el ingreso de público ni de periodistas. Silvio Arias, consejero regional de Arequipa, contó a El Comercio que, desde entonces, los miembros del consejo apenas lo han visto un par de veces. “Hemos solicitado reuniones con él para que nos explique su plan [de gobierno], pero no nos atiende”, lamenta Arias. 

La única vez que declaró –de manera escueta– como autoridad fue en su ceremonia simbólica. Según el jefe de Imagen del GRA, Valerio Andía, el gobernador solo se expresará a través de comunicados y, al término de los primeros 100 días de gestión, informará sobre cómo ha encontrado la región y cuáles son sus planteamientos para los próximos cuatro años. 

► 

► 

Contradicciones

Durante la campaña, Cáceres adelantó que ningún funcionario de anteriores gestiones estaría en su gobierno y que no contrataría a sus allegados, sino que convocaría a un concurso público para seleccionar a los mejores profesionales. También dijo que contaba con un “equipo técnico de primera” para trabajar, aunque nunca lo presentó en público.  

La realidad es distinta. El gobernador designó como gerente de Comercio Exterior y Turismo del GRA a Fredy Jiménez, quien trabajó en Autocolca cuando Cáceres fue alcalde de Caylloma. Sin embargo,tuvo que cesarlo a los pocos días porque se reveló que tenía una sentencia por tocamientos indebidos a dos menores. 

Cáceres también contrató a candidatos de su agrupación que no ganaron en las elecciones municipales. Hugo Mendoza, quien postuló a la Alcaldía de Yura, hoy es asesor del GRA. Igualmente, Milton Enríquez, ex candidato al distrito de Mariscal Cáceres, ahora es director del hospital de Majes. 

Cáceres también ha ubicado a ex funcionarios. Javier Rospigliosi, por ejemplo, fue gerente general de la gestión de Yamila Osorio y hoy es jefe de la Oficina Regional de Planeamiento y Presupuesto. Y Aníbal Díaz, quien trabajó durante la gestión del ex gobernador Juan Guillén, hoy es gerente de la Autoridad Regional Ambiental. 

Lo que generó una ola de críticas fue la designación de la esposa del alcalde provincial de Arequipa, Yrasema Pacheco Mena, en la dirección del proyecto Copasa. Pese a que era una persona calificada, el GRA emitió un comunicado en el que indicó que la titular de la ejecutora era otra persona. La esposa del alcalde salió al frente a desmentir al gobernador. 

Además, para conformar el equipo técnico que trabajará en el proyecto Majes Siguas II, Cáceres recurrió al ingeniero Isacc Martínez, quien había sido presentado por Javier Ísmodes, su contendor en segunda vuelta, como parte de su equipo técnico.

“[Cáceres] nunca tuvo un equipo. Es preocupante lo que está pasando en Arequipa. En la región se manejan cantidades ingentes [de presupuesto] y sin un buen equipo estamos frente al peligro de que estos recursos sean mal utilizados”, alerta el analista político arequipeño Jorge Bedregal. 

“Hay ausencia de un programa de gobierno"

Para el sociólogo José Luis Vargas, el silencio que hasta el momento ha demostrado el gobernador de Arequipa evidencia la falta de un programa de gobierno.

“Creo que [Elmer Cáceres] aún no sale de la sorpresa de que ha ganado las elecciones. No toma conciencia de que es la máxima autoridad de la región. Es decir, lo que está demostrando hasta ahorita es una absoluta incapacidad y una ausencia total de un programa de gobierno”, aseguró. 

El experto también criticó las designaciones que Cáceres ha realizado en sus primeros días como gobernador.

“Ha designado gerentes cuestionados. No declara a la prensa y quiere pasar por el anonimato. Y esa va a ser la excusa perfecta para decir que no lo han dejado trabajar, porque todo el tiempo lo han estado atacando y criticando”, indicó.

-Reclaman diálogo-

En tanto, el vicegobernador regional de Arequipa, Walter Gutiérrez Cueva, señaló a El Comercio que su relación con Cáceres se ha deteriorado y que se siente “excluido” de la gestión. Advirtió que si luego de los cien días de silencio Cáceres no anuncia cambios en la región se pasará al bando de la fiscalización.

Síguenos en Twitter como