A la crisis política por la inoculación irregular de la vacuna Sinopharm a funcionarios públicos, se sumó la pérdida de 4 dosis en un hospital de Tacna. (FOTO: Hospital Hipólito Unanue)
A la crisis política por la inoculación irregular de la vacuna Sinopharm a funcionarios públicos, se sumó la pérdida de 4 dosis en un hospital de Tacna. (FOTO: Hospital Hipólito Unanue)
José Acuña

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

“Cuando llegaron las vacunas (10 de febrero) había una esperanza al final del túnel, todos nos emocionamos y nos alegramos, yo estaba alejado porque me había contagiado de , pero cuando regresé me enteré de esta lamentable y vergonzosa situación. Me apena”.

Así lo lamentó Edgar Condori Coaquira, director ejecutivo del , sobre la pérdida de cuatro vacunas en el nosocomio que dirige en Tacna.

Y es que no fue suficiente con el grave escándalo político que originó las irregulares inoculaciones de la vacuna de a un expresidente, a ministros, a funcionarios públicos y personas particulares.

Ahora, a esto se sumó la pérdida de cuatro dosis en la región tacneña, hecho que fue denunciado por el director Condori Coaquira y la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Tacna. Esta situación, agudiza aun más las investigaciones por el mal manejo de las vacunas que buscan proteger al personal de primera línea que lucha a diario contra la pandemia.

MIRA: ‘Vacunagate’: fiscalía realiza megaoperativo en varias instituciones relacionadas con proceso de vacunación

La sustracción de estos elementos ocurrió mientras el director del Hospital Hipólito Unanue se encontraba hospitalizado tras haber contraído el virus del COVID-19. Según explicó Condori a El Comercio, él estuvo ausente desde el 30 de enero al 15 de febrero, día en que volvió a asumir la dirección.

A la Diresa de Tacna llegaron 1.709 dosis, de la cual 881 fueron derivadas al Hospital Hipólito Unanue. Durante el proceso de vacunación, se inmunizaron a 660 personas del personal de salud en primera línea. Una fue siniestrada [se rompió el frasco]. Y del total de las 220 dosis que restaban, 4 fueron sustraídas, así lo indica el informe que le entregó el Comité de Vacunación al director Condori Coaquira el 15 de febrero.

“Cuando llegaron las vacunas había una esperanza al final del túnel, todos nos emocionamos y nos alegramos", expresó Edgar Condori Coaquira, director ejecutivo del Hospital Hipólito Unanue. (FOTO: DIRESA TACNA)
“Cuando llegaron las vacunas había una esperanza al final del túnel, todos nos emocionamos y nos alegramos", expresó Edgar Condori Coaquira, director ejecutivo del Hospital Hipólito Unanue. (FOTO: DIRESA TACNA)

“En la dosis siniestrada no hay problema porque se puede esperar que suceda, pero lo que no se espera es la sustracción de estas 4 vacunas durante el proceso de vacunación. Es un hecho vergonzoso que linda con lo delictivo, dijo el funcionario.

MIRA: Vacunas contra el COVID-19: de la ilusión por la llegada de las dosis al desengaño y la desconfianza

Precisamente, el proceso de vacunación, que se realiza en cuatro módulos instalados dentro del hospital, se llevó a cabo el 11, 12 y 13 de febrero. Cuando Coaquira recibió el informe, se comunicó con la Dirección Regional de Salud el martes 16 de febrero. Luego de ello, inmediatamente se puso la denuncia ante la Fiscalía Provincial de Tacna y a la vez se le avisó a la .

En la imagen se puede apreciar los módulos instalados en el Hospital Hipólito Unanue para la campaña de vacunación. (FOTO: Hospital Hipólito Unanue)
En la imagen se puede apreciar los módulos instalados en el Hospital Hipólito Unanue para la campaña de vacunación. (FOTO: Hospital Hipólito Unanue)

“Nosotros sabemos que ha sido el personal de salud (quienes sustrajeron las 4 vacunas), porque los que han participado en el proceso de vacunación, todos son personal de salud, los que vacunan y los vacunados. Cuando la fiscalía determine responsables, que les caiga todo el peso de la ley, y nosotros vamos a separarlos del hospital, porque este hecho lamentable y vergonzoso a mancillado todo el trabajo del equipo y de la Región de Tacna para combatir la pandemia”, enfatizó el galeno.

Personal de salud siendo inmunizados en el interior de los módulos. (FOTO: Hospital Hipólito Unanue)
Personal de salud siendo inmunizados en el interior de los módulos. (FOTO: Hospital Hipólito Unanue)

-MEDIDAS-

Ante esta grave situación, el ha iniciado una investigación preliminar contra los que resulten responsables por el presunto delito de peculado culposo en agravio del Hospital Hipólito Unanue.

En ese sentido, el Segundo Despacho de la Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Tacna, a cargo de la fiscal provincial Naydu Lazo Cuadro, intervino, ayer, las instalaciones de dicho nosocomio para las diligencias de la investigación preliminar.

Según la penalista Romy Chang, “el Art. 387 del Código Penal señala que si el funcionario por su culpa hizo que otra persona efectúe la sustracción del bien, la sanción es no mayor de 2 años de cárcel o prestación de servicio comunitario de 20 a 40 jornadas. Pero si los bienes, en este caso la vacuna, es considerada a fines asistenciales o programas de apoyo, la sanción se aumenta de 3 a 5 años de pena privativa de libertad”.

No obstante, Chang dijo a El Comercio que, si el funcionario se apropió del bien que tiene fines asistenciales, ya se trataría de un delito doloso y no culposo. “En este caso la pena sería de no menor de 8 ni mayor de 12 años de cárcel. Además de la inhabilitación para el ejercicio de la función pública”.

La Fiscalía inicio la investigación preliminar en las instalaciones del Hospital Hipólito Unanue. (FOTO: Ministerio Público)
La Fiscalía inicio la investigación preliminar en las instalaciones del Hospital Hipólito Unanue. (FOTO: Ministerio Público)

Por su parte, el director regional de Salud de Tacna, Oscar Galdos Rodríguez, informó a este Diario que se han tomado medidas correctivas para evitar que se repita esta situación. Una de ellas, es la decisión de reconstituir el comité de vacunación.

Asimismo, Galdos mencionó: “Estamos con mucho mayor control. La Diresa se está encargando de tener en custodia las vacunas y solo se vacuna lo necesario por día. No se va a dar la totalidad. Asimismo, tenemos una fiscalizadora que hemos puesto exclusivamente para este proceso de vacunación”.

Efectivamente, hoy llegaron 238 dosis al Hospital Hipólito Unanue de las 714 que le corresponde como parte del segundo lote que aterrizó al país el último 13 de febrero.

MIRA: COVID-19: ¿qué ocurría en el país y el mundo mientras Martín Vizcarra era vacunado en secreto?

Galdos Rodríguez también expresó su malestar: “Sentimos una incomodidad e indignación porque estamos en un estado de crisis, estamos en una lucha contra esta pandemia y lamentablemente personas inescrupulosas se aprovechan de la situación o de la oportunidad para cometer estos actos”.

El gerente regional de Control de Tacna de la Contraloría General de la República, Jartlen Choqueneyra Lazo, indicó a este medio que se ha acreditado una comisión de recopilación de la información sobre la pérdida de vacunas. “En los próximos días, posiblemente este fin de semana, estaremos haciendo de conocimiento nuestro informe”, adelantó.

En tanto, Coqueneyra agregó que “la Contraloría a desplegado 500 auditores a nivel nacional, en Tacna hay 10 en campo y 5 supervisores que estamos apoyando constantemente. Estamos haciendo las correcciones para que no ocurran situaciones similares”.

Esta lamentable situación se da en medio de una coyuntura crítica por la que pasa la Ciudad Heroica frente a la lucha contra el coronavirus.

De acuerdo con Oscar Galdos, al inicio del año, 40 pacientes ocupaban camas covid en Tacna, sin embargo, actualmente este número se ha incrementado a 232. Incluso, llegaron hasta 250. El promedio de casos positivos diarios es de 140, llegando en otras ocasiones hasta 200. Respecto a las camas UCI, no hay ninguna disponible.

VIDEO RECOMENDADO

Vacunagate: 487 personas recibieron la vacuna de Sinopharm
En una lista entregada por la Universidad Peruana Cayetano Heredia figuran funcionarios, empresarios, figuras religiosas y personal médico al que se le aplicaron dosis de la vacuna.

TE PUEDE INTERESAR