La región sureña ostenta los niveles más altos de escolares con rendimiento satisfactorio en matemáticas y comprensión lectora. (Ilustración: El Comercio)
La región sureña ostenta los niveles más altos de escolares con rendimiento satisfactorio en matemáticas y comprensión lectora. (Ilustración: El Comercio)
Jorge Falen

Los resultados de la última prueba PISA, difundidos el martes, revelan que en los últimos tres años hubo un avance en el aprendizaje de los escolares peruanos, pero aún persiste la brecha respecto a países avanzados y de la región.

Los estudiantes mejoraron en matemáticas y ciencia, pero no hubo un avance significativo en comprensión lectora. El Perú ocupa el puesto 64 de 79 países evaluados.

En este contexto, ¿cuál es el escenario actual del logro educativo en las regiones? La Evaluación Censal de Estudiantes (ECE) 2018, elaborada por el Ministerio de Educación, revela que Tacna registra los mejores indicadores en este rubro, seguida por Moquegua. Esta evaluación mide las competencias de los estudiantes de segundo grado de primaria y cuarto de secundaria en matemáticas, comprensión lectora y ciencias.

El avance de Tacna en las áreas evaluadas es auspicioso. En esta región de casi 300 mil habitantes –población similar a la de Chorrillos–, seis de cada diez escolares de segundo de primaria resuelven problemas numéricos y una cantidad similar entiende lo que lee.

La cifra baja a cerca de la mitad (31%) en segundo de secundaria para ambos rubros, pero sigue siendo la más alta del país. Asimismo, ostenta la cifra más alta de desempeño en ciencias en ese nivel. En la evaluación previa (ECE 2016), Tacna también lideró los resultados. Esta realidad contrasta con lo reportado en otras zonas del país, como la selva, que tiene las cifras más bajas.

Lo que hay detrás

¿Qué factores explican que unas regiones tengan mejores resultados que otras? La exministra de Educación Marilú Martens considera que la clave del éxito en Tacna se debe a una combinación entre recursos económicos y una buena gestión educativa. “Tacna ha trabajado mucho con sus docentes, tanto los que están en formación como los de la carrera, fortaleciendo sus prácticas educativas. En el proceso también ha involucrado a los padres”, explica.

Esta opinión es compartida por Hugo Díaz, miembro del Consejo Nacional de Educación. Añade que tanto en esta región como en Moquegua el porcentaje de ruralidad es pequeño y favorece la provisión de los servicios educativos. “Los resultados son muy similares entre las provincias, cosa que no se observa en otras regiones”, dice.

Díaz añade que en las regiones del sur también hay esfuerzos coordinados entre el Estado, la empresa privada y la academia para mejorar la educación en las escuelas.

Síguenos en Twitter como