Esta mañana, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas confirmó la muerte del terrorista Jorge Quispe Palomino (captura: video de Youtube )
Esta mañana, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas confirmó la muerte del terrorista Jorge Quispe Palomino (captura: video de Youtube )
Ricardo León

Periodista. Editor de la sección Nacional

jose.leon@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

En los años 60, en Ayacucho, un hombre llamado Martín Quispe Mendoza, quechuahablante y muy pobre, decidió sumarse a la violenta aventura desplegada por , un profesor universitario arequipeño que había encontrado trabajo en la Universidad de Huamanga. Quispe estaba casado con Irene Palomino Altamirano, de origen humilde como el suyo. Tuvieron varios hijos, de los cuales al menos cinco siguieron los pasos de Martín y se enrolaron, en distintos momentos, al grupo terrorista

Víctor y Jorge Quispe Palomino, alias 'José' (inzquierda) y 'Raúl' (derecha).
Víctor y Jorge Quispe Palomino, alias 'José' (inzquierda) y 'Raúl' (derecha).

El mayor de todos fue bautizado como Jorge Quispe Palomino; a él le siguieron Víctor, Iván, Melania y Marco Antonio. Todos fueron criados bajo los dogmas desplegados por Guzmán, quien pretendía llegar el poder enarbolando las estrambóticas banderas del marxismo-leninismo-maoísmo, y a través del más cruento terrorismo.

La vida de cada uno de los personajes mencionados fue variando. Martín Quispe, el padre, permaneció en el grupo terrorista pero nunca tuvo una posición de mando. Murió en un enfrentamiento con ronderos en 1993 (un año después de la captura de Guzmán) sin saber que, años después, sus hijos serían los cabecillas máximos de la facción senderista del Vraem. Irene Palomino, su esposa, vivió sus últimos años en Ate Vitarte, al oeste de Lima, y murió en el 2012 por causas naturales. Con ella vivió Melania, una de las hijas, quien integró Sendero hasta 1999, cuando fue detenida y después liberada.

De los cuatro hermanos hombres, Iván estuvo preso durante una década, acusado de terrorismo. Desde el 2005 es hombre libre, y trabaja como albañil en la capital. Marco Antonio, alias ‘Gabriel’, permaneció en las filas terrorista hasta el año 2013, cuando murió en un ataque de la Policía y las Fuerzas Armadas luego de un minucioso trabajo de inteligencia.

LEE AQUÍ: Terrorismo en el Vraem: Fuerzas Armadas confirman muerte de Jorge Quispe Palomino, ‘Raúl’, segundo cabecilla al mando de Sendero Luminoso

Víctor, el segundo de los hermanos, es actualmente el cabecilla máximo de lo que ellos denominan el Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP), que opera básicamente en zonas de selva y sierra del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Hasta enero de este año, el segundo al mando era su hermano mayor, Jorge, alias ‘Raúl’. Él había sido detenido en 1999, poco antes de que fuera atrapado el entonces cabecilla senderista Óscar Ramírez Durand, ‘Feliciano’. Al inicio ‘Raúl’ aceptó colaborar con sus captores para buscar la rendición de sus secuaces, pero engañó a los militares y escapó.

En los últimos años, ‘José’ y ‘Raúl’, los hermanos Quispe Palomino, se convirtieron en los hombres más buscados del país, y se llegó a ofrecer hasta S/ 2 millones por información que llevara hacia sus escondites.

En octubre del 2020, más de dos décadas después, la Policía y el Ejército realizaron un operativo en el sector de Banderita, un paraje de la selva de Canayre, en Huanta (Ayacucho). Helicópteros artillados iban para reforzar a una patrulla que, en el monte, había tenido un enfrentamiento con una columna terrorista del MPCP. Desde el aire, los pilotos divisaron movimientos en un campamento casi imperceptible. Dispararon, y algunos de los proyectiles hirieron a ‘Raúl’.

LEE AQUÍ: un fragmento del libro “Alias Jorge. La vida ajena y prohibida de un terrorista desertor”

Según fuentes militares, quienes a través de escuchas y del testimonio de informantes lograron saber los detalles, ‘Raúl’ padecía de males renales que empeoraron con las heridas sufridas. Según se pudo conocer, habría muerto en enero. Nadie sabe dónde fue ocultado su cuerpo. Se cree que ‘José’ ordenó que no se difundiera la noticia para no desmoralizar a los integrantes de las columnas terroristas que todavía merodean en el Vraem.

En el 2013, cuando murió su hermano ‘Gabriel’, fue el propio ‘Raúl’ quien se encargó de dar la noticia al resto. En las conversaciones radiales que los militares consiguieron interceptar, él dijo:

-Debemos ser fuertes. Hay que decirle a la gente que debe ser fuerte (...) Ya pasó, ya pasó. Avisen a la gente que deben reagruparse. Tienen que ponerse fuertes.

Esta vez, con su muerte, el futuro de lo que queda del MPCP es incierto.

TE PUEDE INTERESAR