El tráfico ilegal de migrantes no se detiene pese al cierre de la frontera con Ecuador por la pandemia del COVID-19. (Foto archivo: Correo)
El tráfico ilegal de migrantes no se detiene pese al cierre de la frontera con Ecuador por la pandemia del COVID-19. (Foto archivo: Correo)
Redacción EC

El tráfico ilegal de migrantes no cesa en la frontera. Como parte de una operación de control, efectivos de la Unidad de Seguridad Integral del Frente Policial destruyeron seis puentes más, construidos de manera artesanal para el paso de migrantes en la línea internacional de los sectores La Sal, Loma Saavedra y Tomás Arizola de esta región.

MIRA | Militantes de Perú Libre vivían en pésimas condiciones en local de Cerrón

Este tipo de intervenciones policiales se realizan con la finalidad de prevenir y contrarrestar el ingreso ilegal de extranjeros a nuestro país, así como el desarrollo de otras actividades ilícitas como el contrabando.

Cabe señalar que actualmente la frontera permanece cerrada por disposición de los gobiernos del Perú y Ecuador por la pandemia del COVID-19; sin embargo, esto no ha sido impedimento para los traficantes de migrantes que actúan en la zona.

En los primeros ocho meses de este año un promedio de 23 mil extranjeros fueron intervenidos en diferentes puntos de esta región fronteriza tras ingresar por estos pasos clandestinos.

Según la PNP, de manera diaria se realizan operativos en esta línea de frontera, y se intervienen de manera constante al menos 100 pasos informales, por donde circulan motos lineales, mototaxis y personas que cruzan permanentemente. Hasta la primera semana de agosto se destruyeron 330 puentes artesanales ilegales.

Caen los ‘coyoteros’

La Policía Nacional también informó que gracias a labores de inteligencia efectivos especializados en trata de personas y tráfico ilícito de migrantes de la Divincri lograron desarticular a la banda delictiva “Los Coyoteros de Tomás Arizola”. Se trata de cuatro de sus presuntos integrantes, identificados como Alberto Sánchez López (60), Antonieta De La Cruz Sánchez López (63), María Rosabel Rosales Sánchez (20) y Shirley Elizabeth Zárate Sánchez (28).

Estas personas son investigadas por el presunto delito de tráfico ilícito de migrantes.

Según la PNP, estos inescrupulosos habrían cobrado de dos a cinco dólares por hacer pasar a un migrante ilegal y mercancías de contrabando.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más