Nexos de Orellana solo pagaron S/.23 por cada hectárea de fundo
Nexos de Orellana solo pagaron S/.23 por cada hectárea de fundo
Redacción EC

MILAGROS RODRÍGUEZ PEREYRA

Por un inmenso fundo con un área equivalente a 37.600 veces el de Lima, la mafia que presuntamente dirige el prófugo abogado Rodolfo Orellana Rengifo pagó solo lo que cuesta un automóvil de alta gama.

Según la denuncia que presentó el congresista Manuel Merino de Lama (Acción Popular), representante por , los nexos de Orellana desembolsaron solo 200.000 dólares por las 24.470 hectáreas de la hacienda Cazaderos, ubicada en dos distritos de la región Tumbes: San Jacinto y Casitas, y que abarca algunas zonas protegidas del .

Este fundo equivale a la extensión conjunta de la provincia del Callao y de los distritos limeños de San Miguel, Magdalena, San Isidro, Miraflores, Barranco, Chorrillos y Villa El Salvador.

Haciendo una división simple, se infiere en que la presunta red criminal dedicada al lavado de activos de Orellana pagó apenas 8 dólares (23 soles) por cada hectárea, dinero que equivale a un plato de cebiche en cualquier restaurante de .

Merino de Lama, quien presume que esta venta se realizó con documentación fraguada, solicitó a la comisión del Congreso que investiga los nexos del empresario Rodolfo Orellana que estudie esta venta.

DETALLES DEL NEGOCIO
La empresa ABC Group For Human Development S.A.C., que tiene como gerente a Ludith Orellana Rengifo –hermana del prófugo abogado– compró el fundo por US$200.000 a Hortencia Flores Iturralde y CIA Sociedad Civil de Responsabilidad Limitada.

“Es un regalo. Como mínimo, cada hectárea cuesta allí S/.1.400”, sostuvo Merino.

Si esto fuera así, el valor real de las 24.470 hectáreas superaría los 34 millones de soles. O tal vez mucho más. De acuerdo con avisos publicados en los portales y , el fundo Cazaderos en este momento se oferta en Internet. La empresa ABC Group For Human Development S.A.C. pide 1.650 dólares por cada hectárea, lo cual hace un total de unos 40 millones de dólares.

Pero más allá del monto pagado, el congresista Merino investiga si la operación se realizó con documentos fraguados. “Esta operación estaría precedida de actos irregulares con el objeto de apropiarse de esta extensa área”, señaló.

El parlamentario considera sospechoso que en el rastro de los antiguos dueños del fundo aparezca la empresa CIA Agrícola Comercial S.A., que no se encuentra registrada en la Sunat. “También se habría fraguado una venta hecha supuestamente en 1945”, acotó.

En el fundo que ahora es propiedad de una empresa vinculada a Orellana viven varias familias de agricultores y ganaderos, quienes corren el riesgo de ser desalojadas. Según la , la mafia que presuntamente dirige Rodolfo Orellana compra tierras de forma irregular y después desaloja a los verdaderos propietarios.

GRAN POTENCIAL
Las tierras que habría adquirido de forma irregular la presunta mafia de Orellana están en la zona de influencia del .

Según los planes de los gobiernos del Perú y , en un futuro se podrían invertir 8.200 dólares por cada hectárea de esa zona, para ser irrigada con aguas del río Puyango-Tumbes.

La hacienda Cazaderos, situada en la frontera con Ecuador, fue propiedad de José Hermenegildo Ramírez Camacho, aunque en algunos documentos usados para la venta aparece como Ramírez Infante.

Este fundo está inscrito en la partida electrónica 04003006 del Registro de Predios de Tumbes.