Gladys Pereyra Colchado

Sarita Panduro está sentada en la sexta fila de los asientos colocados provisionalmente sobre la cancha del estadio Aliardo Soria. Se vistió con una blusa roja de flores, mascarilla con motivos shipibo – la de los días especiales–, y aretes dorados. Hizo cola desde las 4 de la tarde bajo los 32°C del sol pucallpino y logró ser de las primeras en entrar. Cuatro horas después, maravillada, se para de su silla y canta con la mano en el pecho: “Para ti oh Pucallpa querida son tus hijos que en gran galardón, entonándote un grito del alma ofrendarte esta noble canción”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más