Víctor Quispe Palomino ‘José’ es el responsable de todos los ataques perpetrados en el Vraem por parte de los remanentes de SL.
Víctor Quispe Palomino ‘José’ es el responsable de todos los ataques perpetrados en el Vraem por parte de los remanentes de SL.
Graciela Villasís Rojas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Unidad de Investigación

El en el distrito de Vizcatán del Ene (en Satipo, Junín), cometido por una columna del Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP), que está formado por los remanentes de , es el último de varios ataques perpetrados por este grupo que opera en el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro () bajo el mando de , alias ‘José’.

En lo que va de este 2021, la organización terrorista, que actúa en alianza con el narcotráfico, ha ejecutado al menos cuatro acciones armadas, siete secuestros y 22 asesinatos selectivos en zonas del , ubicadas en las regiones de Ayacucho y Junín (el ámbito territorial del Vraem también incluye provincias del Cusco, Apurímac y Huancavelica). Así lo ha podido confirmar El Comercio tras reunir y analizar información de inteligencia policial y militar. Los 22 asesinatos incluyen a las 16 personas fallecidas en Vizcatán del Ene el domingo.

LEE TAMBIÉN: Vraem: velan las pertenencias de las personas asesinadas en San Miguel del Ene | FOTOS

Antes de la última matanza, un grupo de 15 terroristas secuestró el 23 de marzo a cinco personas del centro poblado de Huarcatán, en el distrito de Pucacolpa, provincia de Huanta (Ayacucho), a quienes acusaban de colaborar con las fuerzas del orden. Cuatro de estas personas, entre ellas dos menores de edad, fueron asesinadas con el fin de instaurar la denominada “conspiración del silencio”. Estas fueron Pedro Coriñuapa Aroni (79), Yolanda Canchanya Curo (21) y dos adolescentes de 15 y 16 años. Gregorio Ccayas Cerena (30) fue el único que logró escapar.

En Junín, la última acción del grupo encabezado por ‘José’ ocurrió el 18 de abril, cuando ocho terroristas ingresaron al centro poblado de Valle Hermoso, en Vizcatán del Ene, donde secuestraron a George Chumpate Pérez, a quien también acusaban de colaborar con las fuerzas del orden. En el 2020, los terroristas llevaron a cabo más acciones violentas en diferentes zonas del Vraem, que incluyeron trece ataques armados, siete secuestros y tres asesinatos de personas a las que también acusaban de colaborar con las autoridades.

Además de estas acciones, los narcoterroristas han atacado bases contrasubversivas en otras zonas del Vraem, aunque el distrito de Vizcatán del Ene es donde el grupo de los Quispe Palomino ha tenido mayor presencia. Para las fuentes de inteligencia que consultó este Diario, ello “evidencia un posicionamiento estratégico y recuperación del control territorial de la zona”. Asimismo, indicaron que “representa un bastión histórico para esta organización y un lugar seguro para sus operaciones por el terreno agreste y accidentado”.

MIRA: La pregunta del día: ¿Por qué el Vraem sigue siendo escenario de violencia? [VIDEO]

La estrategia de los terroristas aliados con el narcotráfico es clara: buscan causar temor en la población para que no colabore con las fuerzas militares y policiales, tal como se evidencia en un panfleto fechado en enero del 2020. En este describen “el orden del Militarizado Partido Comunista del Perú”. En su punto 7 dicen que van a “aniquilar a soplones infiltrados y espías sirvientes de los polizontes y cachacos, porque estos soplones traidores tragan y se visten de manera tan fácil, sirviendo como guías a los polizontes y cachacos para hacer robar, detener, encarcelar y asesinar a los guerrilleros y a las masas trabajadoras del Vraem y del Perú”.

Este documento fue encontrado en un campamento del Vraem por agentes de la Dircote en enero del 2020.
Este documento fue encontrado en un campamento del Vraem por agentes de la Dircote en enero del 2020.
El documento recoge los lineamientos que los terroristas buscan imponer a los habitantes de la zona.
El documento recoge los lineamientos que los terroristas buscan imponer a los habitantes de la zona.

En el panfleto se lee que el grupo terrorista intenta limitar o dirigir la vida de las personas establecidas en las zonas donde operan. En el punto 21 llaman a “prohibir en nuestros hijos y en la población en general el uso del teléfono celular táctil y otros de su tipo porque es un arma legal que destruye la mente y el alma principalmente en forma muy rápida de los niños y jóvenes”. “Permitir a un niño y adolescente que usen teléfono celular es asesinarlo, es convertirlo en viviente muerto, es un crimen histórico y político irreparable, y es responsabilidad de las autoridades, padres de familia y profesores”, agregan.

MIRA: Vraem: fuerzas del orden llegan a San Miguel del Ene tres días después de ataque terrorista

Consultado sobre el último ataque terrorista en Vizcatán del Ene, el general en retiro de la Policía José Baella, ex jefe de la Dircote, señaló que una acción terrorista como esta tiene tres objetivos: militar, político y de construcción.

”El primer objetivo es el militar, la muerte de los 16. Es una campaña que llaman ‘limpieza de lumpen’. Los ‘cuchipampas’ son prostíbulos. Dentro de la acción terrorista viene el objetivo político, el mensaje que mandan con motivo de las elecciones: no votar, y aquel que vota nulo o va a votar o por Keiko Fujimori es un traidor. El tercero, de construcción, es parte del fortalecimiento interno de su grupo. Para todas las personas que no estén de acuerdo con ellos, el mensaje es ese: matarlos”, explicó.

Además, indicó que “no existe la palabra narcoterrorista en nuestro ordenamiento jurídico”. “O a usted lo juzgan por terrorista o por traficante de drogas. […]. Es un atentado terrorista por donde lo vean. Ellos buscan su financiamiento en el tráfico ilícito de drogas. Es una simbiosis que existe. Todo lo que pasa por su territorio tiene que pagar su cupo y con eso subsisten”, sostuvo.

A una hora del lugar donde se produjo el atentado se ubica la base policial de Natividad y a dos horas está la base Pichari del Ejército; los agentes permanentemente hacen trabajos de inteligencia y reconocimiento en la zona donde la mayoría de la población se dedica al cultivo de la hoja de coca. “Apenas un poblador detecta la presencia de un militar o policía en la zona avisa a los mandos terroristas. Si no lo hace [avisar], el morador es asesinado”, indicó una fuente de inteligencia a este Diario.

Si bien la erradicación de hoja de coca ha sido muy limitada en el Vraem debido a la situación compleja en la zona, las FF.AA. y la PNP han realizado acciones de inteligencia y operativas, que han significado duros golpes al clan de los Quispe Palomino.

Uno de los últimos fue la operación militar desarrollada en octubre del 2020 en el distrito de Canayre, provincia de Huanta (Ayacucho), donde quedó herido Jorge Quispe Palomino ‘Raúl’, hermano de ‘José’ y en ese momento número 2 de la organización terrorista. En marzo de este año, el Comando Conjunto de las FF.AA. confirmó en un comunicado que ‘Raúl’ murió como consecuencia de esa operación. En años anteriores, también hubo operaciones que llevaron a la muerte de otros cabecillas como Alejandro Borda Casafranca ‘Alipio’ y Marco Antonio Quispe Palomino ‘Gabriel’.

MIRA: Presidente Sagasti reafirmó que ataque terrorista en el Vraem donde hubo 16 muertos “no quedará impune”

El rol de ‘Chato Mendoza’

‘Chato Mendoza’, cuyo nombre real es Grimaldo Quispe Huamaní, es uno de los brazos operativos del cabecilla terrorista , alias ‘José’. Dirige columnas armadas y además tiene entre una de sus funciones el resguardo de las zonas de producción de cocaína en el Vraem.

Según el especialista Pedro Yaranga, la zona del Vizcatán del Ene es manejada por este narcoterrorista. En el 2019, hubo un enfrentamiento en esa área, donde fallecieron tres militares. El ataque fue liderado por el ‘Chato Mendoza’ y ‘Fernando’, otro integrante de la organización terrorista.

Reportes de inteligencia de la PNP refieren que en abril último estuvo desplazándose por varios sectores del Vizcatán del Ene y que ha participado en 9 atentados violentos en el 2021.

Grimaldo Quispe Huamaní es el 'Chato Mendoza'
Grimaldo Quispe Huamaní es el 'Chato Mendoza'

Más información

  • 17 acciones armadas ha registrado la policía entre el 2020 y el 2021 en la zona del Vraem. Todas cometidas por el clan encabezado por ‘José’.
  • 25 son los asesinatos en total perpetrados en ese mismo período, en los que está incluida la matanza del domingo.
  • 14 secuestros también fueron reportados por las fuerzas del orden entre el año pasado y lo que va del 2021.
Los atentados de los Quispe Palomino.
Los atentados de los Quispe Palomino.

TE PUEDE INTERESAR