Redacción EC

En un operativo contra el tráfico ilícito de drogas en la jurisdicción de los valles de los ríos Apurímac, Mantaro y Ene (Vraem), la Policía Nacional halló un laboratorio clandestino de procesamiento de droga e insumos químicos, así como 117.800 kilogramos de clorhidrato de cocaína.

El operativo fue realizado por agentes de la División de Maniobra Contra el Tráfico Ilícito de Drogas “Los Sinchis” de Mazamari, con el apoyo de 4 helicópteros UH-1H II Super Huey y el Ministerio Público. El laboratorio fue encontrado en las inmediaciones del centro poblado San Juan de Mantaro, en el distrito San Martin de Pangoa, provincia Satipo (Junín).

La policía precisó que el laboratorio de droga había sido instalado entre la agreste vegetación e implementado con generador de luz, hornos microondas, gatas hidráulicas, prensas de metal, molinos de metal, alambiques para el reciclado de acetona, entre otros.

Los agentes de la División de Maniobra Contra el Tráfico Ilícito de Drogas Los Sinchis de Mazamari incursionaron vía aérea hasta esta zona. Los narcotraficantes, al escuchar el sonido de los helicópteros, dispararon contra los policías.

En el lugar también se halló 85 municiones calibre 3.80 de arma de guerra, los cuales fueron trasladados a la Base Antidrogas Los Sinchis de Mazamari para las investigaciones respectivas. En tanto, el laboratorio clandestino fue incinerado por disposición del fiscal antidrogas.

La policía indicó que el laboratorio era custodiado por sicarios, quienes portaban armas de guerra y equipos de comunicación (teléfono satelital). Añadió que estos tendrían nexos con remanentes terroristas de Sendero Luminoso, quienes "brindan seguridad a cambio de recibir cupos de dinero producto del narcotráfico".

Síguenos en Twitter como