El secretario del juzgado acompañado de dos policías.
El secretario del juzgado acompañado de dos policías.
Jorge Quispe Romero

La junta vecinal del distrito de Kimbiri, en el Vraem, realizaba la noche del jueves una ronda como de costumbre cuando escuchó en el local institucional del Juzgado de Investigación Preparatoria de Kimbiri gritos y risas. Alarmados porque no debía haber ninguna persona en pleno toque de queda (eran más de las 8 p.m.), llamaron al Serenazgo y a la Policía Nacional.

Los agentes llegaron con el fiscal de Prevención del Delito Juan Tucno Cusihuamán y abrieron el local. Al ingresar se encontraron con dos trabajadores del juzgado

MIRA: Estos son los 36 mercados en estado crítico de los que habló el Presidente en el mensaje de hoy

Los intervenidos son José Luis Flores Vásquez, de 44 años, y Janio Ranieri Paucar Paucar, de 30 años. El primero se desempeña como secretario del juzgado. El segundo trabaja en el área de seguridad y es el jefe de la compañía de bomberos en el distrito.

Ambos estaban acompañados de dos mujeres que laboran en el área de Defensa Civil de la Municipalidad Distrital de Kimbiri: Mónica Susan Vicaña Chocce, de 26 años, y Crizz Mayta Ramírez Cahuana, de 37.

En el juzgado había botellas de licor, una jarra a la mitad y vasos recientemente usados.

Todos los intervenidos fueron conducidos a la Comisaría de Ayna San Francisco para las diligencias del caso.

El Juzgado Unipersonal de Kimbiri.
El Juzgado Unipersonal de Kimbiri.
Jarra de licor sobre escritorio del personal del juzgado.
Jarra de licor sobre escritorio del personal del juzgado.