Las actividades que realizan los miembros del Congreso disuelto alejados ahora de los pasillos parlamentarios. (El Comercio)
Las actividades que realizan los miembros del Congreso disuelto alejados ahora de los pasillos parlamentarios. (El Comercio)
René Zubieta Pacco

A un mes de la , una debilitada se mantiene en funciones, pero sin mayores acciones. Solo ha sesionado en dos ocasiones, el 2 y 18 de octubre, para aprobar la solicitud de un informe legal externo sobre sus atribuciones y la presentación de una demanda competencial ante el (TC) —ya admitida a trámite— con el fin de que se anule la medida adoptada por el presidente Martín Vizcarra el 30 de setiembre.

Tras la disolución, fueron principalmente miembros de la Permanente e integrantes de Fuerza Popular quienes acusaron la inconstitucionalidad de la medida y emitieron diversos calificativos contra el mandatario. Pero ya encaminado el proceso para las elecciones del 2020, que contará con la participación de partidos que alcanzaron representación el 2016, las revoluciones han bajado.

Como reza un viejo dicho, la vida continúa. Y así lo han entendido distintos integrantes del Congreso disuelto, que comentaron a El Comercio a qué se dedican actualmente alejados ya de los pasillos legislativos.

—Los que quedan—

Incluso Salvador Heresi (Contigo), miembro de la Mesa Directiva de la Permanente, comenta que está retomando poco a poco a sus actividades profesionales, aunque dice que la mayor parte del tiempo procura acudir a su despacho. “Yo considero que, de facto, es un hecho consumado. Más allá de que uno pueda pensar que hay una ruptura de orden constitucional y que sea un golpe, hay un hecho fáctico que es que el Congreso está disuelto. Es imposible que los parlamentarios se puedan reunir en el recinto dado que la policía ha acordonado los accesos e impide el ingreso de los exparlamentarios”, manifiesta.

Pero, pese a lo ocurrido, el también exministro de Justicia ratifica que él y otros integrantes de su otrora bancada están evaluando postular el 2020, decisión que debe concretarse en estos días. “A mi entender no hay ningún impedimento. El impedimento sería para el próximo período, esta es una elección complementaria para completar un mandato. Es el mismo mandato, no sería uno nuevo”, explica.

Milagros Salazar sigue con sus actividades de gestión. El 17 de octubre se reunió con representantes de la Federación Nacional de Obreros Municipales del Perú (FENAOMP). (Foto: Milagros Salazar)
Milagros Salazar sigue con sus actividades de gestión. El 17 de octubre se reunió con representantes de la Federación Nacional de Obreros Municipales del Perú (FENAOMP). (Foto: Milagros Salazar)

Milagros Salazar (Fuerza Popular) es también una de los 27 titulares de la Comisión Permanente. Cuenta que en su día a día realiza principalmente gestiones referidas a pedidos de información en el sector Educación, a raíz de solicitudes previas de distintos ciudadanos u organizaciones. “Recibimos documentos de pedido de información y trasladamos oficios de acuerdo a las necesidades que presenten las personas”, indica.

Ella prefiere esperar a que el TC emita una sentencia sobre la disolución. “Eso se está viendo a través de la demanda competencia. Lo que tenemos que hacer es esperar el proceso y en la brevedad del tiempo se determine si es constitucional o inconstitucional. Tenemos que respetar el proceso”, insta.

—Los que ya no están—

La vida después de la disolución tiene a otros políticos en distintas actividades cotidianas de corte académico, profesional y familiar. Ya han dado la vuelta a la página.

Yeni Vilcatoma, extercera vicepresidenta del Congreso, comenta que se está dedicando a sus actividades de docente de Derecho Procesal Penal en una universidad privada y adelanta que abrirá oficinas de asesoría legal en el emporio comercial de Gamarra, en La Victoria, así como en San Juan de Lurigancho, San Martín de Porres y Villa María del Triunfo.

La exprocuradora añade que no tiene ninguna relación con el partido Fuerza Popular, salvo comunicaciones amicales con excolegas. “Para mí, es un capítulo cerrado. Yo cumplí con mi deber de representar y defender a los ciudadanos, interponer mis denuncias en su momento o acciones en defensa de la institucionalidad del Congreso sin haber comprometido mi voluntad a ningún negociado bajo la mesa. Realicé mis funciones en su momento oportuno y, para mí, ya el tema del Congreso es cerrado. Dejo en manos de las autoridades qué es lo que sucedió: si es constitucional o no [la disolución]”, sentencia.

Yeni Vilcatoma adelanta que abrirá oficinas de asesoría legal en distintos distritos de Lima buscando estar cerca de los ciudadanos. (Foto referencial: Archivo GEC)
Yeni Vilcatoma adelanta que abrirá oficinas de asesoría legal en distintos distritos de Lima buscando estar cerca de los ciudadanos. (Foto referencial: Archivo GEC)

Alejandra Aramayo, exvocera de Fuerza Popular y compañera de bancada de Vilcatoma, señala que ha agradecido a Keiko Fujimori la oportunidad de ser parlamentaria y que tras su alejamiento del partido le desea suerte en lo que venga. “Tengo que acabar mis estudios, tengo que buscar trabajo. Soy jefe de familia”, dice la abogada y periodista, quien “con la mayor dignidad” apunta a seguir con otras actividades.

Entre estas, acota, están culminar su maestría y un programa académico de gestión pública. Recientemente, Aramayo estuvo en China participando durante dos semanas de un seminario de gobernanza para altos funcionarios, por invitación del gobierno de dicho país. De otro lado, afirma que en la Oficialía Mayor del Congreso y en la Contraloría no le quisieron recibir su declaración jurada de ingresos y de bienes y rentas, que deben presentar funcionarios públicos al cese de su gestión.

“Para mí ha sido muy buena experiencia y la tomo como tal”, expresa César Segura, quien como miembro de Fuerza Popular fue presidente de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales. Él afirma mantener buena relación con el partido, aunque refiere: “Hay dos partes muy fuertes, una que es radical, otra que es más consensuada. Yo estoy en esta última”.

Por ahora, Segura ha retomado sus actividades de asesor comercial de empresas y también ha seguido en Miami su tratamiento médico por un tumor que le hallaron en la columna. Tras lo ocurrido, señala estar reacio a tentar nuevamente un cargo político y público. “Si la política sigue en esa línea de que yo hago digo lo que me da la gana faltando el respeto a la Constitución y nuestros procedimientos jurídicos, entonces no cuenten conmigo nunca más”, advierte.

En el Partido Aprista Peruano se ha visto recientemente un proceso interno para elegir a la nueva dirigencia. Dos de los miembros del Congreso disuelto, Elías Rodríguez y Mauricio Mulder resultaron seleccionados, respectivamente, como secretario general institucional y presidente de la Comisión Nacional de Política. El último ha anunciado, además, sus intenciones de postular en los comicios del 2020. Mientras tanto, su correligionario Jorge del Castillo sostiene que él, por el contrario, apuesta por la renovación partidaria e impulsa a militantes jóvenes.

Y aunque no descarta volver a postular a un cargo público más adelante, afirma que por ahora ha retomado su labor profesional como abogado.

“Es un hecho [la disolución del Congreso]. No sé qué cosa pase más adelante, pero yo tengo que mantener a mi familia todos los meses, no esperar que el Tribunal Constitucional un día se pronuncie para ver qué pasa. No soy manco, soy una persona que tiene una capacidad profesional, que la he ejercido. Antes de estar en el Congreso, tenía un estudio. Entonces, ahora lo reabro”, dice el también exalcalde de Lima.

Ya fuera del Congreso, Jorge del Castillo participó el último 15 de octubre en un conversatorio sobre reforma política, organizado por el Instituto de Estudios Asia - Pacífico. (Foto: Jorge del Castillo / Facebook)
Ya fuera del Congreso, Jorge del Castillo participó el último 15 de octubre en un conversatorio sobre reforma política, organizado por el Instituto de Estudios Asia - Pacífico. (Foto: Jorge del Castillo / Facebook)

Desde los escaños de la que fuera la Bancada Liberal, Alberto de Belaunde cuenta que actualmente se dedica a dictar un curso de Introducción al Derecho en una universidad particular y revela que, unos cuatro días después de disuelto el Congreso, decidió escribir un libro sobre su experiencia parlamentaria. Señala que le dedica el resto del tiempo a dicha labor, pues espera culminar antes de fin de año.

“Lo he tomado casi como un trabajo de oficina”, indica el abogado, quien mantiene firme su deseo de seguir en política. “Me da pena que a un mes de sucedido esto haya personas que estén en etapas de negación. El 30 en la noche me quedó claro el panorama y lo que es que uno tiene que entrar a la función pública sabiendo que hay momentos en los que lo mejor para el país es que uno dé un paso al costado”, añade.

Víctor Andrés García Belaunde (derecha), Alfredo Barnechea (centro) y Carlos Meza, candidato presidencial en Bolivia, durante una conversación el último fin de semana. (Foto: Cortesía de Víctor Andrés García Belaunde)
Víctor Andrés García Belaunde (derecha), Alfredo Barnechea (centro) y Carlos Meza, candidato presidencial en Bolivia, durante una conversación el último fin de semana. (Foto: Cortesía de Víctor Andrés García Belaunde)

Quien también prepara no uno, sino tres libros, es Víctor Andrés García Belaunde (Acción Popular). Adelanta que uno se enfoca en la biografía del expresidente Fernando Belaunde, otro en la posición peruana sobre el conflicto por Las Malvinas y un tercero es un segundo tomo de su obra “El expediente Prado”.

“Yo me acostumbro rápidamente a cambiar de actividad, no me aferro a nada. Estoy muy aliviado de la presión que tenía y con más tiempo, estoy abriendo mi oficina para volver a mis actividades de abogado y empresario”, comenta también el abogado, quien además de haber sido electo diputado en 1985 y 1990, adjunta una experiencia de más de 13 años en el Parlamento desde el 2006.

García Belaunde estuvo el fin de semana pasado en Bolivia, invitado por el candidato presidencial Carlos Meza como observador. Lo acompaño el excandidato presidencial Alfredo Barnechea. Ahora se prepara para dictar la conferencia internacional “Malvinas: una mirada desde el Perú” el 14 de noviembre en el Palacio Legislativo de Argentina, en donde el Senado le entregará un diploma de honor.

El también excandidato a la vicepresidencia insiste en que el Congreso fue disuelto inconstitucionalmente, no descarta tentar otro cargo público y señala que se mantendrá en la actividad partidaria. “Pero, en principio, no tengo ningún interés en volver al Parlamento en este momento. Estoy muy contento afuera con estas actividades que he retomado”, concluye.

César Vásquez afirma que se preparará para ser ministro de Salud en un eventual gobierno de APP. (Foto: Cortesía)
César Vásquez afirma que se preparará para ser ministro de Salud en un eventual gobierno de APP. (Foto: Cortesía)

En las filas de Alianza para el Progreso (APP), César Vásquez cuenta que ante la incertidumbre de no saber oficialmente si tiene la condición de congresista por ser miembro suplente de la Comisión Permanente, decidió pedir licencia sin goce de haber como médico cirujano nombrado en el Hospital Las Mercedes, de Lambayeque. Asimismo, agrega que ha solicitado un año sabático a la Dirección Regional de Salud para dedicarse a la investigación, a capacitarse y realizar un doctorado en gestión de la salud.

“Mi aspiración es que si somos gobierno [con APP el 2021] yo pueda ser el ministro de salud. Y para eso hay que prepararse, tener una experiencia académica y política necesaria para un buen trabajo”, confiesa.

Asimismo, señala que realizará trabajo partidario para promover nuevos cuadros en su región Cajamarca. “Al siguiente día de la disolución, desperté y me di cuenta de que esto ya estaba consumado, y que hay que seguir dando vuelta a la página a los momentos de crisis y empezar con nuevos aires”, indica.

Por otro lado, Patricia Donayre (Unidos por la República) no descarta seguir haciendo política. Por el momento ha retomado sus actividades profesionales como abogada y asesora legal en temas constitucionales, ambientales, financieros y civiles. También buscará actualizar su perfil académico con cursos y lecturas constantes.

"Desde el 30 de setiembre asumí la disolución como un hecho consumado. No hay vuelta atrás", afirma.

Patricia Donayre, representante de Loreto, no descarta seguir en la política. (Foto: Cortesía)
Patricia Donayre, representante de Loreto, no descarta seguir en la política. (Foto: Cortesía)

Entre los representantes de izquierda, Richard Arce, quien recientemente se ha alejado del Movimiento Nuevo Perú, tiene el panorama claro: “Somos excongresistas, el Congreso está disuelto y tenemos que tener la responsabilidad personal y familiar. Tengo familia, tengo obligaciones”.

En esa línea, señala que se está alistando para dictar el curso Legislación, Regulación y Políticas sectoriales del agua en diciembre, enero y febrero próximos como parte de un MBA impartido por una universidad. Además, está preparando propuestas técnicas sobre medio ambiente y resolución de conflictos sociales para llevar a cabo consultorías.

A su turno, la socióloga María Elena Foronda (Frente Amplio) asevera que el ser congresista ha sido una buena experiencia. “Ya deberíamos voltear la página hace rato, para qué seguir insistiendo en una situación de confrontación”, dice a quienes expresan una posición contraria.

Comenta que hace más de 30 años se dedica a trabajar con la ONG Natura proyectos urbano-ambientales. “He retomado mi actividad, estoy elaborando propuestas para trabajar los temas ambientales de Chimbote. Y viendo las posibilidades de dictar charlas, conferencias en los temas que yo domino”, acota la exlegisladora que representó a Áncash.

María Elena Foronda sigue con sus actividades particulares. El 22 de octubre participó de un encuentro de la macro región norte.  (Foto: Cortesía)
María Elena Foronda sigue con sus actividades particulares. El 22 de octubre participó de un encuentro de la macro región norte. (Foto: Cortesía)

Mientras los mencionados miembros del Congreso disuelto y seguramente otros colegas retoman sus actividades particulares, en la Comisión Permanente se está a la espera de una nueva sesión para analizar la admisión de la demanda de competencia por parte del TC y los decretos de urgencia emitidos por el Ejecutivo.

Técnicos de dicho cuerpo legislativo ya han ido avanzando preparando documentos de análisis a ser discutidos por los integrantes de la Permanente. La cita ha sido convocada para el miércoles 6 de noviembre a las 10 a.m. en el hemiciclo.