La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) acaba de revelar la situación de libertad de prensa en el último semestre en el Perú y en cada país del continente americano (Foto: GEC)
La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) acaba de revelar la situación de libertad de prensa en el último semestre en el Perú y en cada país del continente americano (Foto: GEC)
Mario Mejía Huaraca

Periodista

mario.mejia@comercio.com.pe

La Sociedad Interamericana de Prensa () acaba de revelar la situación de libertad de prensa en el último semestre en cada país del continente americano. Allí se resalta el trabajo de medios de comunicación y periodistas para sortear medidas impuestas por los gobiernos para contrarrestar la pandemia del , la violencia que ha cobrado la vida de nueve periodistas en la región y las agresiones contra la prensa durante las protestas sociales en Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Haití.

El documento incluye el informe de las principales agresiones a la libertad de expresión en el Perú, entre octubre del 2019 y marzo del 2020, que fue elaborado por el , según informó Rodrigo Salazar Zimmermann, director ejecutivo de esa entidad. Añadió que el texto fue debatido y aprobado por la SIP.

En el informe se menciona que, en este período, tras la disolución del Congreso, se desinfló la agresión legislativa a la libertad de expresión en el Perú. Mientras que iniciativas provenientes del Parlamento para aumentar la pena de cárcel por difamación y amordazar a la prensa peruana se congelaron.

Asimismo, indica que la impunidad judicial retrocedió porque tres casos de asesinatos de periodistas, dos de ellos ocurridos hace más de treinta años, han sido reabiertos y los juicios se llevarán a cabo este año.

Sin embargo, alerta que aumentaron las querellas por difamación, en especial, contra periodistas que investigan abusos sexuales y casos de corrupción.

Acciones contra la prensa y periodistas

El informe refiere que en noviembre del 2019, “el ministro de Cultura, Francesco Petrozzi, despidió al periodista de la presidencia del Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú, organismo bajo el que se circunscriben medios como TV Perú y Radio Nacional. Coya señaló que había sido víctima de presiones de parte de Petrozzi para regular el contenido informativo del canal del Estado”.

Igualmente, se señala que aumentaron a cinco las querellas por difamación contra la periodista Paola Ugaz, quien investiga desde hace años abusos sexuales y psicológicos en la organización religiosa Sodalicio de Vida Cristiana.

“Las dos nuevas querellas fueron presentadas por Luciano Revoredo, director del portal web conservador La Abeja, y el empresario vinculado al Sodalicio, Alberto Gómez de la Torre”, dice el informe. Cabe anotar que a mediados de enero un juez declaró que no procede la primera de ellas.

También se menciona que en enero de este año se conoció que 16 años después de reabrirse la investigación por la desaparición y asesinato del periodista de La República, Jaime Ayala, hace 36 años, la Sala Penal Nacional fijó el 8 de abril como fecha para iniciar el juicio oral.

Consigna que el juicio oral por el asesinato del periodista de Caretas, Hugo Bustíos, se realizará el 23 de abril. Ello luego de que en abril del 2019, la Corte Suprema anulara el fallo que absolvía al ahora congresista Daniel Urresti de la presunta coautoría del asesinato.

De acuerdo al informe, en febrero se anunció que se dará inicio al juicio oral por el asesinato del periodista Pedro Flores Silva, asesinado en Ancash en el 2011, por denunciar casos de corrupción.

También denuncia que, a finales de enero, la periodista Daysi Mina Huamán (21 años) desapareció y que hasta la fecha se desconoce su paradero.

Dos semanas antes de su desaparición ella se había incorporado al medio de comunicación ayacuchano Cable Vraem.

En el informe se da cuenta del pedido de garantías hecho por periodistas de Áncash y Ayacucho por amenazas de muerte y amedrentamiento,

El informe indica que El Comercio tiene abiertos once casos de querellas por difamación por un total de S/.109 millones. (Foto GEC)
El informe indica que El Comercio tiene abiertos once casos de querellas por difamación por un total de S/.109 millones. (Foto GEC)

Igualmente, refiere que el diario El Comercio tiene abiertos once casos de querellas por difamación por un total de S/109 millones (aproxidamente US$32 millones).

Del mismo modo, indica que en enero el Jurado Nacional de Elecciones se negó a informar al diario Perú21 sobre la identidad de más de 10.000 personas que avalaron una acción de inconstitucionalidad contra nueve leyes y cuatro decretos supremos que sancionan el delito de terrorismo.

Finalmente, el informe denuncia que el 28 de marzo un grupo de policías y agentes locales de Piura “sacó a la fuerza al periodista Ralph Zapata, de Ojo Público, quien coordinaba en su vivienda la edición del medio sobre la expansión del COVID-19. Zapata fue trasladado a la comisaría por presuntamente haber violado el toque de queda pero fue libertado una hora más tarde”.

En el informe se resalta que si bien dos de los tres frentes de agresión a la prensa (Congreso e impunidad judicial) perdieron fuerza, no se puede concluir aún que la libertad de expresión en el Perú se haya fortalecido. “El Congreso ha entrado en funciones recientemente y no es posible predecir la actitud de las bancadas frente a periodistas y medios de comunicación en el mediano o largo plazo. Por otro lado, que se reabran juicios por el asesinato de periodistas no indica que los culpables necesariamente vayan a ser sentenciados y se haga justicia”. Igualmente, hace énfasis en que el aumento de las querellas por difamación contra periodistas y el ensañamiento en su contra por parte de poderosos y autoridades públicas “supone una afrenta al libre ejercicio del periodismo”.

El coronavirus puede afectar la libertad de prensa

Tras resaltar la importancia del informe, Salazar Zimmermann expresó su preocupación por los efectos que producirá la pandemia del COVID-19 en la prensa.

“A nivel mundial y a nivel local la emergencia del ha golpeado a los medios de comunicación y, por ende, al ejercicio del periodismo. Mientras en el extranjero hay medios que han despedido trabajadores masivamente o cerrado publicaciones impresas, en el Perú los medios de comunicación mantienen sus compromisos con la ciudadanía y sus trabajadores", declaró a El Comercio.

Agregó que la libertad de expresión en el Perú podría verse afectada si se mantiene la drástica reducción en publicidad por la emergencia de la pandemia.

"Defender la libertad de expresión también pasa por paliar los efectos económicos del coronavirus en los medios de comunicación. Las medidas aplicadas por algunos gobiernos de Europa van en ese sentido”, manifestó.