El féretro de Pérez de Cuéllar arribó ayer a las 10:30 a.m. a la sede de la cancillería. Fue recibido por el presidente Vizcarra. (Foto: Cancillería)
El féretro de Pérez de Cuéllar arribó ayer a las 10:30 a.m. a la sede de la cancillería. Fue recibido por el presidente Vizcarra. (Foto: Cancillería)
Paolo Benza

Periodista

paolo.benza@comercio.com.pe

Dos señoras reniegan frente a una reja en la tercera cuadra del Jr. Ucayali, en el Centro de Lima. Es el velorio de y no entienden por qué no las han dejado entrar. En protesta, deciden colgar un cartel en los barrotes que les impiden el paso: “Pérez de Cuéllar: decencia y docencia de la diplomacia”, dice. Encima, el nombre de un partido: Unión por el Perú.

En cien años, Pérez de Cuéllar fue político (fundador de UPP en los noventa, del cual luego se desligó), candidato a la presidencia, primer ministro y escritor. En el 2014, a los 94 años, publicó su primera novela, “Los Andagoya”.

Pero lo que verdaderamente lo definió a lo largo de su vida, desde que comenzó a trabajar en el Ministerio de Relaciones Exteriores a los 20 años, fue la diplomacia. Por eso, si existía un lugar indicado para velarlo, ese era Torre Tagle.

A las 10 de la mañana del viernes, el féretro del ex secretario general de las Naciones Unidas (ONU) dejó la casa de su familia, en San Isidro, y partió hacia donde le correspondía pasar su última noche. Allí entró entre vítores y aplausos. Lo recibió el presidente de la República, Martín Vizcarra, quien acompañó el ataúd por la vía peatonal de Ucayali. También estuvo el primer ministro,Vicente Zeballos.

Las muestras de respeto al fallecido diplomático han sido unánimes y han llegado desde todos los frentes. (Foto: Andina)
Las muestras de respeto al fallecido diplomático han sido unánimes y han llegado desde todos los frentes. (Foto: Andina)

Pero no fueron estos dos representantes del Ejecutivo las únicas figuras políticas que llegaron a rendirle homenaje. También estuvieron –entre otros– el alcalde de Lima, Jorge Muñoz; el presidente de la Comisión Permanente, Pedro Olaechea; el excanciller José Antonio García Belaunde, que trabajó bajo sus órdenes en la ONU; su hermano, el excongresista Víctor Andrés García Belaunde; y el ex primer ministro Luis Solari.

Además, poco a poco, el patio de Torre Tagle se llenó de coronas y arreglos florales. Los remitentes eran de todo tipo: el líder de Alianza para el Progreso (APP), César Acuña; el jefe de la ONPE, Manuel Cox; la Municipalidad de Villa El Salvador, entre otros. Un cuadro de Pérez de Cuéllar de hace cuarenta años vigilaba la escena.


Peruano del mundo

Vizcarra partió media hora después del arribo del féretro. No quiso hacer declaraciones. Horas antes, había anunciado en mensaje a la nación el primer caso confirmado de coronavirus en el Perú. Quien sí se animó a hablar sobre el tema, para ponerle paños fríos, fue Zeballos. Y agregó que no cambiaría ningún ministro antes de pedirle el voto de confianza al nuevo Congreso.

Pero Vizcarra regresó a Torre Tagle por la tarde, como muestra de respeto. Alrededor de las 5 p.m., y también en silencio, ingresó al velatorio de la mano de su esposa, Maribel Díaz.

Vizcarra acudió también junto a su esposa a las exequias. (Foto: Hugo Pérez /GEC)
Vizcarra acudió también junto a su esposa a las exequias. (Foto: Hugo Pérez /GEC)

Quien también volvió fue el excanciller Allan Wagner, hoy director de la Academia Diplomática del Perú que lleva el nombre de Pérez de Cuéllar. Juntos se unieron a un responso ofrecido en honor a su memoria.

Las muestras de respeto al fallecido diplomático han sido unánimes y han llegado de todos los frentes. Por ejemplo, el actual secretario general de la ONU, António Guterres, firmó ayer el libro de condolencias abierto en Nueva York.

Asimismo, representantes del equipo de la institución internacional en el Perú se hicieron presentes. El organismo resaltó que Pérez de Cuéllar fue promotor de los derechos humanos y defensor de la dignidad de las personas.

En tanto, el Gobierno de España recordó que “contribuyó activamente al fortalecimiento del multilateralismo” y “deja tras de sí el legado de una vida entera dedicada a la consecución de la paz”.

Sus restos serán enterrados hoy sábado, a partir del mediodía y con honores de jefe de Estado, en el cementerio Presbítero Maestro.


TE PUEDE INTERESAR:



TAGS RELACIONADOS