Karem Barboza Quiroz

[El siguiente informe fue publicado el 3 de diciembre cuando Javier Arévalo fue elegido presidente del Poder Judicial y republicado este 2 de enero, ante el inicio de sus funciones].

“Un poder judicial que goce total autonomía frente a los poderes del Estado y poderes fácticos”. Eso fue lo que ofreció el juez supremo Javier Arévalo Vela, quien a inicios de diciembre fue elegido para ocupar la Presidencia del () en el período 2023-2024.

Con 26 años de carrera en el PJ y once años como juez supremo titular, el magistrado sucederá a la jueza suprema Elvia Barrios, quien concluirá su gestión a fines de diciembre de este año. Venció por 9 votos y en segunda vuelta a al juez supremo Héctor Lama, quien obtuvo 6.

Algunos jueces que han tratado con Arévalo Vela lo describen con un hombre reservado y férreo para defender su labor judicial.

Ello, incluso, fue reflejado en su presentación ante la Sala Plena del PJ cuando expuso su plan de trabajo. Allí, hizo una crítica a los jueces “que a veces se sienten presionados por los poderes fácticos”.

Como poderes fácticos mencionó aquellas corrientes de opinión que tratan de influir en las decisiones judiciales y recordó que Jesucristo fue crucificado por las masas. “Las voces de las mayorías, no siempre son la voz de la justicia”, remató.

Nació en el distrito de Bellavista, Provincia Constitucional del Callao hace 61 años y en 1988 obtuvo su título de abogado en Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Empezó su carrera como juez superior titular de la Corte Superior de Justicia de Lima en enero de 1996, donde hizo gran parte de su carrera vinculado a la justicia civil, específicamente en el ámbito laboral. Ello, hasta dar el salto a la Corte Suprema como juez supremo en octubre del 2011.

Un ranking de producción judicial elaborado por el Poder Judicial lo ubica este año en el puesto 18 de casi cien magistrados supremos.

Actualmente se desempeña como presidente de la Segunda Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria del Supremo.

Ha seguido estudios de especialización en Derecho del Trabajo en la Escuela Judicial del Reino de España, es docente acreditado en “Enseñanza del Derecho y Argumentación Jurídica” por la Universidad de Alicante de España, especialista en Derecho Constitucional y Gobierno y Gestión Judicial por la Universidad Carlos II de Madrid- España.

Es profesor principal de Derecho Procesal del Trabajo de la Academia de la Magistratura y en la Maestría de Derecho Procesal de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Mira aquí su presentación:

Puntos que aclarar

Este Diario ha informado que los postulantes de la presidencia del PJ habían aparecido en el registro de comunicaciones de personajes investigados por el Caso ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’. Y si bien, ninguno de ellos era investigado por ese tema, debían aclarar sus casos en aras de la transparencia.

En el caso del juez supremo Arévalo Vela aparece en los registros de comunicaciones de Orlando Velásquez (exCNM), Sergio Iván Noguera (exCNM), César Hinostroza Pariachi (exjuez supremo), Oswaldo César Espinoza López (exjuez superior) y Sandro Mario Paredes Quiroz (Fiscal).

Durante su presentación, Arévalo defendió la ética que deben cumplir y mostrar tanto los jueces como los trabajadores jurisdiccionales. También se comprometió a regir en base a un política de cero tolerancia a la violencia de género.

“Me comprometo en apoyar la lucha contra la violencia de género porque la violencia de género no puede ser aceptada”, dijo en su presentación ante los jueces.

En esa misma sesión fue preguntado si dicho compromiso comprende a las personas del colectivo LGTBQ.

“Tenemos un equipo al respecto y de todos los peruanos incluyendo el grupo que usted dice, van a ser considerados y protegidos. Hay gente especialista que estamos trayendo, ese tema está contemplado”, respondió.

Y es que la pregunta cobra relevancia debido a que en el 2021, Arévalo Vela fue cuestionado y denunciado por organizaciones como -Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer y LIFS-Lesbianas Independientes Feministas por haber emitido un voto singular donde afirmó que las personas que tienen una orientación sexual a otras de su mismo sexo, corresponderían a motivos “psicológicos” y “sociales”.


Sobre Arévalo Vela además, está pendiente de resolverse en la Junta Nacional de Justicia (JNJ) una propuesta para que sea destituido del cargo de juez supremo y retirado del sistema judicial, por un proceso disciplinario por la contratación de su hermano en el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), pese a que la ley lo prohibía.

La respuesta de la JNJ, que llegará antes o después de que asuma el cargo en enero del próximo año, podría dejar a quien será la cabeza del Poder Judicial, suspendido, amonestado o destituido.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más
ACLARACIONES[El siguiente informe fue publicado el 3 de diciembre cuando Javier Arévalo fue elegido presidente del Poder Judicial y republicado este 2 de enero, ante el inicio de sus funciones].