(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Redacción EC

Al cumplirse cuatro años desde que la Corte Internacional de Justicia de La Haya emitió el fallo que fijó el límite marítimo entre el Perú y Chile, Allan Wagner, ex agente peruano ante ese tribunal supranacional, destacó que la sentencia “se ha ejecutado completamente”.

El también ex canciller indicó que la resolución fue implementada inmediatamente por ambos países, que se encargaron de establecer de manera conjunta las coordenadas de la frontera marítima.

“La corte misma lo muestra como un ejemplo de ejecución de un fallo. También como un proceso conducido impecablemente por las partes”, enfatizó Allan Wagner en diálogo con El Comercio.

Asimismo, sostuvo que el Perú se benefició con “el aprovechamiento de los recursos pesqueros” en los 50.000 kilómetros cuadrados de territorio marítimo que ganó con el fallo.

—Relaciones bilaterales—
Allan Wagner, presidente de la asociación civil Transparencia, recordó que en su momento la controversia limítrofe afectó las relaciones bilaterales entre Lima y Santiago. Por esos días incluso Alan García, entonces presidente de la República, utilizó el término de “cuerdas separadas” para precisar que las relaciones debían ir por un camino y el diferendo, por otro.

“[Lo de las cuerdas separadas] no fue posible porque la entonces presidenta chilena, Michelle Bachelet, consideró que la demanda peruana ante la corte era un gesto inamistoso”, explicó Wagner tras rememorar que entonces hubo un “congelamiento de las relaciones”.

Finalmente, mencionó que el Perú mantiene una “posición clarísima” respecto a que “no hay un tema de límites pendiente” y –concluyó– está respaldado por los tratados existentes y el derecho internacional.

MÁS EN POLÍTICA...

TAGS RELACIONADOS