(Foto: Archivo El Comercio)
(Foto: Archivo El Comercio)
Giovanna Castañeda Palomino

El coronel PNP (r) , procesado en el caso de la presunta organización criminal que encabezó Rodolfo Orellana, dejará en los próximos días el Hospital de Policía donde cumple un arresto y será trasladado a un departamento en San Borja. 

Su abogada Nikitina Hidalgo señaló a El Comercio que el juez que varió la detención hospitalaria por domiciliaria deberá verificar el lugar donde se ubicará Benedicto Jiménez

"El juez mismo tiene que disponer la fecha. Entonces, ya el traslado será el martes o el miércoles de la próxima semana", informó Hidalgo. 

El juez Ricardo Manrique Laura, titular del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional, declaró fundada la solicitud de variación de la forma de ejecución de la medida de detención domiciliaria solicitada por Jiménez, investigado por la presunta comisión del delito de lavado de activos y asociación ilícita para delinquir.

La medida estuvo motivada, según informaron, en “la necesidad de salvaguardar el posible agravamiento del estado de salud” de Jiménez, quien cumple 18 meses de detención domiciliaria internado en el Hospital de Policía. 

Fuentes de este Diario confirmaron que la fiscalía de lavado de activos no apelará esta decisión judicial. 

En diciembre pasado, otro juzgado admitió un hábeas corpus presentado por el ex policía para que cumpla con un arresto hospitalario y no continué en prisión preventiva. 

"Él [Jiménez] está más tranquilo ahora que el juez aceptó el pedido de enviarlo a casa y seguir un tratamiento ambulatorio. Sigue con problemas cardíacos. Además existían riesgos de contraer infecciones intrahospitalarias, o verse afectado por la contaminación debido la construcción de nuevo hospital", contó a este Diario Fiorella Jiménez, hija del ex jefe del GEIN. 

Según los informes médicos, Benedicto Jiménez padece de una enfermedad coronaria crónica, falla cardíaca crónica compensada y taquicardia ventricular sostenida. Es portador de tres by-pass, uno de los cuales lo tiene obstruido, y un ‘cardiodesfibrilador’.

Otro aspecto que consideró el juez Manrique Laura es que Jiménez  “no ha evidenciado una conducta obstruccionista” en la investigación seguida en su contra. Esto fue ratificado por la fiscalía en audiencia, realizada hace unos días, para evaluar la referida solicitud de variación de detención domiciliaria.

"El juez decide que cumpla arresto en casa con atención médica ambulatoria más aún porque lleva tres años como investigado sin acusación ni proceso", continúa la hija del ex policía presuntamente vinculando con Orellana.

Sin embargo, si Jiménez no cumple con las obligaciones impuestas, como concurrir a las citaciones fiscales y someterse a vigilancia policial, el juez revocará la medida detención domiciliaria y decretará prisión preventiva nuevamente. 

MÁS EN POLÍTICA:

TAGS RELACIONADOS