La Autoridad Nacional del Agua (ANA) afronta un arbitraje entablado por empresa china ante la Cámara de Comercio de Lima. (Foto: GEC)
La Autoridad Nacional del Agua (ANA) afronta un arbitraje entablado por empresa china ante la Cámara de Comercio de Lima. (Foto: GEC)
Redacción EC

Changjiang Institute, una importante empresa del gobierno chino, especialista en elaborar estudios sobre el agua, demandó a la Autoridad Nacional del Agua (ANA), organismo adscrito al Ministerio de Agricultura, ante la Cámara de Comercio de Lima (CCL) exigiendo más de S/4 millones por la resolución de un convenio.

Según informó “Cuarto Poder”, el 22 de mayo de 2015 el ANA y Changjiang firman un convenio específico de cooperación para realizar un estudio sobre las cuencas del sur del país. Inicialmente, la empresa propuso que el estudio fuera a nivel nacional y costara U$S100 millones, de los cuáles ellos financiarían en calidad de donación el 25%.

Sin embargo, el área presupuestal del ANA rechazó este planteamiento. Luego Changjiang planteó un estudio de las cuencas del sur del país, por U$S43 millones, de los cuales financiaría solo el 25%. Al final se suscribió un convenio por S/98’365.345, en donde la empresa china se comprometió a financiar el 40%.

Meses después, cuando se supone que el estudio debería haber sido ya entregado, el 26 de julio de 2016, último día del gobierno de Ollanta Humala, el jefe del ANA, Juan Carlos Sevilla, uno de los impulsores del proceso, decidió resolverlo de forma unilateral señalando que la entidad china no había cumplido con sus compromisos.

Juan Carlos Sevilla fue el sucesor de Jorge Montenegro, hoy ministro de Agricultura, quien había sido nombrado para ese cargo en el 2013, antes de pasar en el 2014 a liderar el viceministerio de Desarrollo e Infraestructura Agraria y Riego.

Con el nuevo gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, el 11 de octubre de ese 2016, Changjiang envió una carta al entonces Ministerio de Agricultura en donde expresa su malestar, diciendo que no se habían respetado los plazos para el cumplimiento de las obligaciones contractuales.

En junio de 2017, Changjiang presentó formalmente un arbitraje en contra de la ANA ante la Cámara de Comercio de Lima, exigiendo una indemnización de S/4.5 millones por la resolución de este convenio.

No obstante, una auditoría del órgano de control interno de autoridad del agua, de diciembre del 2017, concluyó que se encontró irregularidades en el proceso de ejecución de este convenio.

Se remarca que la ANA dio conformidad a los avances de estudio, sin que se hayan cumplido las condiciones pactadas. También se advierte que no se debió de realizar una contratación directa con Changjiang sino que se debió realizar un concurso público.

Pese a la demanda, en julio de 2019 la empresa china obtuvo la buena para realizar estudios de perfil de la represa de Yanapuquio, con una oferta de S/1 millón 700 mil. Dicha represa sería la solución a los problemas de agua en el Valle del Tambo, área de influencia del proyecto minero Tía María.

Héctor Torres, abogado de Changjiang Institute, indicó que el arbitraje está vigente y que no hay aún un laudo. Sobre el monto exigido, refirió que no puede dar mayores detalles.

“Nosotros nos manejamos con autorizaciones expresas. Si hay una orden para firmar un convenio, nosotros no vamos a cambiar las estipulaciones, probablemente ya habían llegado la autorización antes y por eso se firma el convenio, es un poco extraño, ninguno de los documentos es falso. Yo manejo los documentos y manejo las fechas, no veo suspicacias, los pasos que sigue el estado a veces retrasan pero eso bajo ningún supuesto cuestiona la calidad del instituto”, aseveró.

Relaciones

El dominical también reveló que durante su gestión en la ANA, Jorge Montenegro, hoy integrante del Gabinete de Vicente Zeballos, autorizó en el 2013 el viaje de cuatro funcionarios de la entidad a China, con todos los gastos pagados por la Instituto Changjiang.

El 22 de octubre de ese año, y cuando la comitiva se encontraba en el exterior, Montenegro firmó un memorándum de entendimiento con Changjiang, el cual llevaba la firma de dos funcionarios que supuestamente se encontraban fuera del país. Ya a mediados de noviembre, finalmente se suscribió un convenio marco en donde la entidad china se comprometió, entre otros, a cooperar económicamente y a facilitar actividades de cooperación.

Además, en setiembre del 2014, Montenegro, esta vez en su calidad de viceministro, aceptó la invitación de Changjiang para viajar a la ciudad de Wuhan (China), con todos los gastos pagados. Unos días después, según detalla “Cuarto Poder”, también viajó Juan Carlos Sevilla.

Luego de esto, el 17 de ese mes se firma un convenio de cooperación con Changjiang sobre una propuesta técnico-económica para el desarrollo de un estudio en las cuencas hidrográficas.

Cabe indicar que en setiembre del año pasado, el fiscal José Domingo Pérez reveló que Changjiang había alquilado un inmueble vinculado al ex presidente PPK, para usarlo como oficinas.