La elección de Gonzalo Ortiz de Zevallos Olaechea al Tribunal Constitucional había sido sometida a votación el 30 de setiembre del año pasado.
La elección de Gonzalo Ortiz de Zevallos Olaechea al Tribunal Constitucional había sido sometida a votación el 30 de setiembre del año pasado.
Paolo Benza

Periodista

paolo.benza@comercio.com.pe

El pleno del anuló este viernes la designación del abogado como nuevo magistrado del Tribunal Constitucional (TC), que se había llevado a cabo el 30 de setiembre del año pasado. Ese mismo día, el presidente Martín Vizcarra decidió disolver el anterior Parlamento.

Tras un debate de más de dos horas, ninguna bancada apoyó la elección de Ortiz de Zevallos al TC en la nueva votación. Ni siquiera Fuerza Popular, que se había opuesto a la reconsideración del voto y había planteado una cuestión previa.

Así, primero, con 113 votos a favor, 15 en contra (solo Fuerza Popular) y 0 abstenciones se aprobó la moción para reconsiderar los votos del 30 de setiembre pasado. Luego, se volvió a votar la elección de Ortiz de Zevallos y el resultado fue unánime: 0 a favor, 128 en contra y 0 abstenciones.

“Primero, nunca se publicó en El Peruano. Segundo, el propio TC no admitió el 17 de octubre [el nombramiento]. No está en cuestión su honorabilidad, sino el proceso”, resumió Otto Guibovich, vocero de Acción Popular. Esto pese a que Ortiz de Zevallos fue el candidato de la exbancada de su partido en el Congreso disuelto.

Cuestión previa de Chávez

Todo ello ocurrió luego de que la congresista de Fuerza Popular Martha Chávez presentara una cuestión previa pidiendo que se aclare si la moción de reconsideración de aquel 30 de setiembre había sido presentada “antes o después” de que se dispensara la aprobación del acta de la sesión. Esto desató un debate en el que las bancadas adelantaron posición respecto al tema.

Se trató de una formalidad parlamentaria, pero algunos especialistas habían indicado en días previos que la cuestión previa de Chávez podía invalidar la reconsideración del voto sobre Ortiz de Zevallos. Sin embargo, el congresista del Partido Morado Alberto de Belaúnde argumentó que el propio TC ya había especificado que la reconsideración sí estaba pendiente.

La cuestión previa no obtuvo el apoyo de ninguna bancada, más que la de Chávez. “Nosotros no apoyamos a ningún candidato, pero siempre defenderemos el reglamento”, dijo el vocero alterno de Fuerza Popular, Gilmer Trujillo.

El día de la disolución

El 30 de setiembre del 2019, el Congreso había aprobado la designación de Ortiz de Zevallos como nuevo magistrado del TC, pese a que la cuestión de confianza sustentada horas antes por el ex primer ministro Salvador Del Solar exigía lo contrario. El abogado es primo de Pedro Olaechea, quien entonces era presidente del Parlamento.

Dicha votación implicó que se continúe con el proceso de reemplazo de los miembros del TC, y fue interpretada por el Ejecutivo como una “denegación fáctica” de la confianza. A raíz de ello, Vizcarra disolvió el Parlamento.

Después de aquella votación, cuatro congresistas firmaron un recurso de reconsideración: Patricia Donayre, Indira Huilca, Clemente Flores y Gino Costa. Este recurso, sin embargo, no se llegó a votar.

"Presentamos un recurso de reconsideración inmediatamente después de realizada la elección del señor Ortiz de Zevallos [...] La elección fue a la 1:33, nosotros presentamos el recurso de reconsideración a la 1:42 y la sesión se levantó a la 1:44. El levantamiento de la sesión fue posterior a la presentación del recurso de reconsideración”, detalló Costa este viernes.

Semanas más tarde, en octubre del 2019, el TC rechazó –por mayoría– la incorporación de Ortiz de Zevallos, bajo el argumento de que el proceso para designarlo todavía no había concluido. Ello porque, precisamente, quedaba pendiente que el nuevo Congreso resolviera el pedido para reconsiderar el voto. Hoy, formalmente, el capítulo se ha cerrado.

TE PUEDE INTERESAR: