(Foto: Congreso)
(Foto: Congreso)
Delsy Loyola Jorge

El Congreso anuló el jueves la exoneración de segunda votación del proyecto de ley N°1215, que plantea que estudiantes de carreras técnicas realicen prácticas formativas no remuneradas hasta por tres años. La propuesta de la legisladora fujimorista generó polémica por su contenido.

El 19 de junio, la Comisión de Educación aprobó por unanimidad la iniciativa legislativa. Además de los legisladores naranjas, los congresistas Guido Lombardi (PPK), Gloria Montenegro (APP), Mario Canzio (NP), Edilberto Curro (FA) y el actualmente no agrupado Vicente Zeballos suscribieron el dictamen en aquella fecha.

El último miércoles, el proyecto fue aprobado en primera votación por la Comisión Permanente y exonerado de segunda votación por acuerdo de la Junta de Portavoces. En esta ocasión, Nuevo Perú se opuso y todas las demás bancadas votaron a favor.

La iniciativa se convirtió, en cuestión de horas, en objeto de muchas críticas, por lo que los voceros le solicitaron al presidente del Congreso, Luis Galarreta, retirar sus firmas de la exoneración. Pero, ¿por qué retrocedieron en su respaldo?

El portavoz titular de Peruanos por el Kambio, Gilbert Violeta, señaló que es importante “escuchar a la ciudadanía”. Según indicó, tras la polémica generada, la bancada reconsideró su voto, ya que no pueden legislar “de espaldas a la calle”.

“Este es un tema económico, pero toda medida al final en el Parlamento tiene que tener una dosis de aceptación social, porque si no, el Parlamento está para gobernar de espaldas a la población y ese tampoco es el sentido”, sostuvo a RPP.

El congresista Víctor Andrés García Belaunde, quien estuvo presente en la Junta de Portavoces en representación de Acción Popular, explicóque confió en el representante de su bancada en la comisión, Edmundo del Águila, ya que el proyecto había sido aprobado de manera unánime en junio.

Sin embargo, Edmundo del Águila no estuvo presente en dicha votación. El congresista Yonhy Lescano contó que García Belaunde le reveló, a través de una conversación en Whatsapp, que no estaba informado sobre el tema en debate y desconocía la ausencia de su representante.

“Tengo por costumbre, salvo excepciones, respetar la opinión de nuestros correligionarios en esa comisión por ser ellos los que conocen el tema, yo no lo había visto, ahora me entero que Edmundo del Águila se fue al baño y no votó”, señala la conversación que fue leída en el noticiero “90 central”.

El vocero de la Célula Parlamentaria Aprista, Jorge del Castillo, también reconoció que no revisó el proyecto y dijo que “parecía una cosa razonable dentro de lo que ellos [Fuerza Popular] explicaron”.

“Pasó como una cosa desapercibida, una cosa que parecía ‘oye, esto es para promover las prácticas profesionales’, pero resulta que tenía por ahí un contrabando de trabajo [...] Normalmente yo reviso todas las cosas, pero si tú vas a una sesión y hay 15 proyectos, tú humanamente no puedes revisar todo”, indicó a Canal N.

Por el lado de Alianza para el Progreso, Marisol Espinoza dijo que a su bancada le “preocupa mucho el tema de la educación”, por lo que analizaron mejor el tema y pidieron retirar su firma para poder hacer algunas objeciones al proyecto.

—Bloque de Kenji—

Los congresistas de la facción ‘kenjista’ han lanzado duras críticas a la citada iniciativa a través de las redes sociales. No obstante, Lucio Ávila, quien recientemente renunció a Fuerza Popular y se sumó al bloque, fue quien elaboró el dictamen del proyecto en junio. El nuevo ‘avenger’ presidía, en ese entonces, la Comisión de Educación.

Sin embargo, este viernes se mostró en contra de la iniciativa y sostuvo que como titular del grupo de trabajo estaba en la “obligación legal” de suscribir el documento. “He procedido a retirar oficialmente mi firma del mencionado proyecto por no estar de acuerdo con su contenido”, manifestó.

Cabe resaltar que el parlamentario Clayton Galván remarcó a El Comercio que cuando formaban parte de Fuerza Popular, en la bancada “había una imposición y se tenía que votar en bloque”.

—Nuevo Perú—

Otro de los datos curiosos es que, en junio, el dictamen fue suscrito por el legislador Mario Canzio. En aquella fecha, el congresista formaba parte del Frente Amplio, pero actualmente integra Nuevo Perú, bancada que se opuso tajantemente al proyecto este miércoles.

El vocero Alberto Quintanilla manifestó que “por ahí Mario Canzio se equivocó, pero la opinión oficial nuestra es votar en contra”. El Comercio se comunicó con Canzio, pero este señaló no tener “un recuerdo nítido de cómo han sido los hechos”. 

El congresista dijo no estar muy enterado del asunto, debido a que estuvo de viaje por semana de representación del Congreso.

MIRA TAMBIÉN EN POLÍTICA...

TAGS RELACIONADOS