Se estima que el Congreso inicie funciones en marzo. (Foto: GEC)
Se estima que el Congreso inicie funciones en marzo. (Foto: GEC)
Alexander Villarroel Zurita

El acto que marca el inicio del camino para que un nuevo Congreso pueda entrar en funciones e instalarse es la entrega de credenciales a los 130 parlamentarios electos, a cargo del Jurado Nacional de Elecciones (JNE). Esta ceremonia se realizará el 28 de febrero a las 10 de la mañana.

El Reglamento del Congreso dispone un procedimiento para la constitución de una nueva administración, con plazos y fechas que, en periodo ordinario, serían entre junio y julio; sin embargo, la misma normativa menciona que estos no se aplicarán en elecciones convocadas tras una disolución, como el caso actual.

Una vez que se proclame los resultados, corresponde a la Oficialía Mayor del Parlamento recibir y registrar las credenciales de cada uno de los 130 congresistas electos.

Luego de esto, se les entregará los formularios y los formatos de declaraciones juradas de bienes y rentas, así como una declaración de no estar inmerso en las incompatibilidades que señala el artículo 92 de la Constitución (entre otros, ser gerente o representantes de empresas que tienen contratos con el Estado).

Incompatibilidades, según el artículo 92 de la Constitución
-La función de congresista es de tiempo completo; le está prohibido desempeñar cualquier cargo o ejercer cualquier profesión u oficio, durante las horas de funcionamiento del Congreso.
-El mandato del congresista es incompatible con el ejercicio de cualquiera otra función pública, excepto la de Ministro de Estado, y el desempeño, previa autorización del Congreso, de comisiones extraordinarias de carácter internacional.
-La función de congresista es, asimismo, incompatible con la condición de gerente, apoderado, representante, mandatario, abogado, accionista mayoritario o miembro del Directorio de empresas que tienen con el Estado contratos de obras, de suministro o de aprovisionamiento, o que administran rentas públicas o prestan servicios públicos.
-La función de congresista es incompatible con cargos similares en empresas que, durante el mandato del congresista, obtengan concesiones del Estado, así como en empresas del sistema crediticio financiero supervisadas por la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones.

Toda esta información deberá ser devuelta por los legisladores electos a más tardar en 30 días al Parlamento. De acuerdo al reglamento, quien no cumpla con esto no puede jurar luego al cargo.

“Muchos candidatos electos tienen que empezar ya a renunciar a las empresas de las que forman parte”, refirió Alejandro Rospigliosi a este Diario.

Acto seguido, la Oficialía Mayor deberá publicar oficialmente en El Peruano los nombres de los tres congresistas que conformarán la Mesa Directiva de la Junta Preparatoria.

Según el artículo 8 del Reglamento, la mesa de este órgano deberá estar presidida por el congresista más votado, pero de la agrupación con la mayor cantidad de votos. Además, el parlamentario electo de mayor edad y, a su vez, el de menor edad, asumirán las funciones de primer y segundo secretario, respectivamente.

En este caso, todo parece indicar que será Mónica Saavedra, de Acción Popular, quien presida la Junta Preparatoria. Enrique Fernández, del Frente Amplio; y María Bartolo, de Unión por el Perú, harían de secretarios.

“Si es que alguno de los congresistas que debe formar parte de la Mesa Directiva declina por la razón que fuera, tiene que designarse al que lo suceda. Por ejemplo, si Mónica Saavedra no puede o no quiere, tendría que ser del mismo partido Acción Popular, la congresista o el congresista con mayor cantidad de votos que la suceda”, explica a El Comercio el ex oficial mayor del Congreso, César Delgado Guembes.

Esta Mesa Directiva conformada por tres legisladores electos debe declararse como instalada en una sesión formal. Será el órgano que efectuará las coordinaciones entre el Congreso entrante y la gestión saliente, que en este caso encabeza Pedro Olaechea.

La Junta Prepatoria para el Congreso 2016-2021 fue presidida por Kenji Fujimori, por ser el más votado; Justiniano Apaza, el de mayor edad, y Marvin Palma, el de menor edad. Fue instalada el 18 de julio del 2016. (Foto: Congreso de la República)
La Junta Prepatoria para el Congreso 2016-2021 fue presidida por Kenji Fujimori, por ser el más votado; Justiniano Apaza, el de mayor edad, y Marvin Palma, el de menor edad. Fue instalada el 18 de julio del 2016. (Foto: Congreso de la República)


Para el periodo 2011-2016, Daniel Abugattás fue quien instaló la Mesa Directiva de la Junta Preparatoria. También la conformaron Humberto Lay y Richard Acuña. (Foto: Congreso de la República)
Para el periodo 2011-2016, Daniel Abugattás fue quien instaló la Mesa Directiva de la Junta Preparatoria. También la conformaron Humberto Lay y Richard Acuña. (Foto: Congreso de la República)

Una vez realizada las coordinaciones necesarias con las demás fuerzas políticas, la Mesa Directiva de la Junta Preparatoria elaborará un cronograma.

“Se ponen de acuerdo en qué fecha se va a instalar la Junta Preparatoria. Una vez que se decide en qué fecha se instala la junta, se va a definir también qué día se va a proceder con la incorporación de los nuevos congresistas; y además la Junta Preparatoria también tiene que hacerse cargo de la elección de la primera mesa directiva del Congreso”, expresó Delgado Guembes.

Una vez conformada e instalada la junta (se requerirá que en la sesión estén más de 60 congresistas electos), y el siguiente acto es tomar juramento a los nuevos parlamentarios para el periodo 2020-2021.

Primero, el congresista de mayor edad tomará juramento al presidente de la Mesa Directiva de la Junta Preparatoria, y luego este a su vez a los otros dos integrantes. Posteriormente, los otros 127 representantes harán lo propio por orden alfabético.

Como siguiente paso, corresponde llevar a cabo las elecciones internas para elegir al próximo presidente del Congreso y los tres vicepresidentes que lo acompañarán en la Mesa Directiva. Hay un periodo en el que se reciben las listas que participarán, aunque podría ser una lista única. Este acto también será guiado por los integrantes de la Junta Preparatoria.

Una vez elegida la nueva directiva y juramentada, se dará lectura a las actas respectivas y se declarará clausurado el periodo de las juntas preparatorias y se levantará la sesión.

Un último paso es abrir una sesión plenaria solemne, convocada ya por la nueva Mesa Directiva, en donde se declarará foralmente instalada la nueva administración y comenzará a ejercer las funciones que le corresponden. Recién ahí, formalmente, habrá un nuevo Parlamento.

-Periodos del nuevo presidente del Congreso-

César Delgado Guembes destaca que otro punto importante a definir entre las fuerzas políticas entrantes en el periodo de la Junta Preparatoria es cuánto será el periodo de gestión del próximo presidente del Congreso y, por consiguiente, de sus vicepresidentes.

Lo adecuado, considera, es que la primera Mesa Directiva de este Parlamento dure hasta el 26 de julio, para permitir continuar con los procedimientos que estipula el Reglamento y luego se pueda elegir a una nueva dirección para un periodo anual de sesiones.

“No podrían transgredir lo que dice el reglamento, pero si decidiera que sea de otra forma, podrían ponerse de acuerdo de que sea por el año y medio [la gestión], pero en el trascurso deberán modificar el reglamento con una disposición reglamentara transitoria”, expresó.

Alejandro Rospigliosi destaca que es importante respetar los plazos que establece el Reglamento del Congreso respecto a los periodos legislativos a fin de sacar adelante temas importantes como, por ejemplo, reformas constitucionales, que requieren votaciones en dos legislaturas distintas.

-Las comisiones-

Una vez instalado el Congreso, estará pendiente el inicio del trabajo de las respectivas comisiones ordinarias.

Un paso previo es que cada bancada defina a sus voceros. Luego, es precisamente la Junta de Portavoces la que debe sesionar para elaborar un cuadro de comisiones, que deberá ser aprobada luego por el Consejo Directivo y el pleno del Parlamento.

De acuerdo al Reglamento del Congreso, “el Pleno del Congreso aprueba el cuadro de conformación de comisiones dentro de los cinco días hábiles posteriores a la instalación del período anual de sesiones en el mes de julio”.

Pero en este caso, sería tras la instalación del nuevo Parlamento.

Una vez aprobado el cuadro de comisiones por el pleno, estas tienen que reunirse para elegir a sus presidentes, vicepresidentes y secretarios, lo que corresponde a la instalación de los respectivos grupos y la aprobación de un plan de trabajo. “La elección se realiza dentro de los cinco días posteriores a la aprobación del cuadro de Comisiones por el Pleno del Congreso”, señala el reglamento.