Milagros Salazar y Karina Beteta retornan al Congreso, esta vez como asesoras de comisiones presididas por legisladores de Fuerza Popular. (Composición: El Comercio)
Milagros Salazar y Karina Beteta retornan al Congreso, esta vez como asesoras de comisiones presididas por legisladores de Fuerza Popular. (Composición: El Comercio)
Alexander Villarroel Zurita

Periodista

alexander.villarroel@comercio.com.pe

El retorno al Congreso de y , esta vez como asesoras principales de comisiones lideradas por integrantes de Fuerza Popular, su exgrupo parlamentario, han desatado una fuerte polémica.

De acuerdo con las planillas del Congreso, la excongresista Karina Beteta labora ahora como asesora de la Comisión de Inteligencia, y presidida por Martha Chávez (Fuerza Popular), con una remuneración de S/9.815 mensuales.

Por su parte, con el mismo sueldo, Milagros Salazar ha ingresado a laborar como asesora de la Comisión de Relaciones Exteriores, que preside Gilmer Trujillo, su excolega de bancada y quien logró la reelección en los recientes comicios extraordinarios.

¿Karina Beteta y Milagros Salazar cuentan o no con la experiencia y el perfil profesional que se requiere para guiar el trabajo de una comisión especializada en el Congreso?

En el caso de Relaciones Exteriores, además de legislar y absolver eventuales consultas sobre esta materia, el rol de la comisión tiene que ver con la fiscalización de los órganos estatales en materia de política exterior, cooperación internacional, desarrollo fronterizo y comunidades peruanas en el extranjero. Así se indica en su plan de trabajo.

En el caso de Inteligencia, , es la comisión clave del Congreso que tiene una relación directa con los servicios de inteligencia el Estado, donde se explican y sustentan estrategias militares y policiales para la defensa interna y externa del país. Ciertamente se trabaja con secretos de Estado y, debido a su carácter, todas sus sesiones son reservadas.

Trayectoria

Según información pública recopilada para este informe, durante su paso en el Parlamento ninguna de las dos excongresistas ha presidido o integró las comisiones que ahora asesoran; así como tampoco han laborado, antes de llegar al Congreso, en algo vinculado a dichos sectores.

Karina Beteta (45) es abogada por la Universidad de Huánuco y, de acuerdo con su hoja de vida, estudió una maestría en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) en Derecho Civil y Comercial (2003-2005).

Karina Beteta ha sido congresista por dos periodos. (Foto: GEC)
Karina Beteta ha sido congresista por dos periodos. (Foto: GEC)

Su experiencia laboral gira principalmente entre el Estudio Jurídico Díaz & Beteta, de Huánuco, y el Congreso de la República, donde llegó tras ser electa para dos periodos: 2006-2011 (Unión por el Perú) y 2016-2021 (Fuerza Popular). Esto según su hoja de vida presentada en las últimas elecciones generales.

También ha consignado haber sido asesora legal externa de la Municipalidad San Francisco de Cayrán (Huánuco), entre noviembre del 2004 y marzo del 2006.

Dentro del Legislativo, Karina Beteta presidió las comisiones ordinarias de la Mujer (2007-2010), Producción (2015-2016) y Presupuesto (2017-2018). También encabezó en dos ocasiones la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales (2010-2011 y 2016-2017).

Antes de la disolución del Congreso, llegó a ser electa primera vicepresidenta, representando a Fuerza Popular en la lista que encabezaba Pedro Olaechea.

Por su parte, Milagros Salazar (52) es enfermera por la Universidad Ricardo Palma. Cuenta con una maestría en Investigación y Docencia Universitaria, así como un doctorado en Salud Pública.

Milagros Salazar fue vocera de Fuerza Popular durante la gestión anterior. (Foto: GEC)
Milagros Salazar fue vocera de Fuerza Popular durante la gestión anterior. (Foto: GEC)

De acuerdo con su hoja de vida, su experiencia profesional está relacionada principalmente a la docencia universitaria. En esa línea, ha laborado en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega y la Universidad Alas Peruanas, ambas con licencia denegada por la Sunedu; y como coordinadora en la Universidad Particular Norbert Wiener.

Siendo decana del Consejo Regional III de Lima Metropolitana del Colegio de Enfermeros del Perú (CEP), fue electa en el 2016 como parlamentaria por Lima, en las filas de Fuerza Popular.

Durante esta etapa Milagros Salazar ha sido presidenta de la Comisión de Educación, además de vocera titular de Fuerza Popular. Ha integrado otros grupos de trabajo, pero no la Comisión de Relaciones Exteriores.

Cuestión de criterios

El cargo de asesor principal de una comisión es un puesto de confianza. Sin embargo, en el Reglamento Interno de Trabajo del Congreso se establecen ciertos “requisitos mínimos” como acreditar un título profesional, cursos de especialización (se cuentan las maestrías), así como contar con experiencia profesional y laboral de no menor de tres años.

La Mesa Directiva que presidió Pedro Olaechea —y que integró Beteta— modificó parte de este reglamento a finales de febrero pasado y dispuso, entre otros, que “excepcionalmente” se puede contratar a personal “con grado académico de bachiller, únicamente en aquellos casos en los que la experiencia laboral supera los 10 años en el sector público”.

De no haber sido por este cambio, el excongresista fujimorista Luis Galarreta no habría podido ingresar a trabajar como asesor de la nueva bancada naranja del Congreso 2020-2021.

Milagros Salazar: “Es una cortina de humo”

“No opino al respecto porque yo ya no soy congresista, soy asesora. Cumplo con todos los requisitos. Me parece que esta es una cortina de humo para distraer cualquier tema de interés de nuestro país, así que no voy a responder absolutamente nada”, respondió Salazar, consultada por El Comercio para este informe.

Este Diario también trató de comunicarse con la exlegisladora Karina Beteta, a fin de consignar sus declaraciones, pero no respondió nuestras llamadas. En los últimos días, compartió mensajes de excolegas legisladores en Twitter, como Luz Salgado, Cecilia Chacón y Rosa Bartra, quienes defendieron su contratación.

Quien sí llegó a responder por este tema fue el vocero fujimorista Diethell Columbus, quien aseguró que las designaciones no responden a un acuerdo previo de bancada o del partido, sino que tienen que ver con el criterio de los mismos presidentes de las comisiones.

Afirmó que a su juicio ambas exparlamentarias “tienen experiencia política y profesional” y remarcó que “cumplen con los requisitos legales que exige el Congreso” para desempeñar la labor.

“Cada presidente de comisión decide a qué personal lleva, contrata o no contrata. Lo único que nosotros como bancada esperamos [...] es que sean profesionales y que cumplan con los requisitos mínimos del cuadro de personal. En el caso de ambas [Beteta y Salazar], cumplen con los requisitos legales”, aseveró Columbus a El Comercio.

Presidente de la Comisión de RR.EE. sobre críticas: “Para mí y para el Perú hay cosas más importantes”

En una comunicación anterior con este Diario, consultada sobre su posible ingreso como asesora, Beteta señaló que dependía de la decisión de los “líderes de la bancada”.

Gilmer Trujillo, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y vocero alterno de la bancada, se limitó a indicar que la contratación de Salazar no responde a un asunto importante para el país, como el avance del coronavirus en su región San Martín, en donde “la capacidad de atención del Minsa ha colapsado”.

“Para mí y para el Perú hay cosas más importantes [...] Qué tan importante es para el Perú que personas que tienen el perfil estén contratadas. ¿Acaso ellos no son peruanos?”, cuestionó.

VIDEO RECOMENDADO:

Manuel Merino recordó que presentaron un proyecto de ley en mayo sobre clínicas privadas

Manuel Merino recordó que presentaron un proyecto de ley en mayo sobre clínicas privadas. (Congreso)