El chileno Gerardo Sepúlveda,quien aparece con la familia de PPK en el Congreso, ha sido citado por la Comisión Lava Jato. (Foto: El Comercio)
El chileno Gerardo Sepúlveda,quien aparece con la familia de PPK en el Congreso, ha sido citado por la Comisión Lava Jato. (Foto: El Comercio)
Gustavo Kanashiro Fonken

El empresario chileno , quien se ha visto involucrado en el Caso Odebrecht por haber sido socio del presidente Pedro Pablo Kuczysnki () y haber brindado servicios a la constructora brasileña a través de la empresa del mandatario, Westfield Capital, ha señalado que no acudirá a la citación de la Comisión Lava Jato fechada para este miércoles 10 de enero.

En la carta que envió a la congresista Rosa Bartra, Gerardo Sepúlveda señala que no acudirá porque también está siendo requerido por el Ministerio Público peruano para que brinde su testimonio por sus vínculos con PPK y Odebrecht.

- Congreso sin herramientas -

La preferencia que Sepúlveda le está brindando al proceso fiscal podría explicarse con las herramientas con las que cuenta el Ministerio Público frente al Congreso.

El Ministerio Público ha recurrido a mecanismos de cooperación internacional con la fiscalía chilena y así obtener las declaraciones de Gerardo Sepúlveda. El Congreso, por otro lado, no cuenta con un canal similar.

"La fiscalía puede pedir al Poder Judicial, en caso que un investigado o citado no haya querido colaborar de manera reiterada, que se aplique la cooperación penal internacional para traerlo del lugar donde se encuentre", dijo a El Comercio el abogado penalista Yván Montoya.

El Congreso, a través de sus comisiones investigadoras como la que preside Rosa Bartra, puede exigir que un citado acuda de grado fuerza con apoyo de la policía. Sin embargo, esto solo se aplica en territorio nacional.

"Si no está en el Perú, por más que la Comisión Lava Jato disponga traer de grado fuerza a alguien, no se podrá materializar porque no tiene los mecanismos del sistema judicial", añadió.

- Consecuencias penales -

Gerardo Sepúlveda, en Chile, correría el riesgo de que se le aplique el código penal de su país si no responde al requerimiento del Ministerio Público peruano, el cual ha acudido a la fiscalía chilena. Sin embargo, por no acudir a la citación del Congreso no enfrenta ningún tipo de consecuencia inmediata.

"En las condiciones en las que Gerardo Sepúlveda está ahora es materialmente imposible que el Congreso lo obligue a responder porque la única manera de traerlo es a través de una solicitud de extradición y no hay ninguna investigación judicial abierta en su contra", indicó el abogado Luis Lamas Puccio.

Si Gerardo Sepúlveda insistiera en su negativa ante futuras citaciones, tampoco habría mayor repercusión más allá del aspecto político y mediático.

"En su informe final, la Comisión Lava Jato puede pedir que Sepúlveda sea denunciado ante su negativa de responder, pero eso ya le corresponderá al Ministerio Público y no al Congreso", añadió el penalista Lamas Puccio.

MIRA TAMBIÉN EN POLÍTICA...

TAGS RELACIONADOS