El acciopopulista Manuel Merino juró como presidente de la República el último martes, luego de que el Parlamento vacara a Martín Vizcarra. (Foto: Presidencia de la República)
El acciopopulista Manuel Merino juró como presidente de la República el último martes, luego de que el Parlamento vacara a Martín Vizcarra. (Foto: Presidencia de la República)
Ana Bazo Reisman

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Hasta el momento, no se sabe si Manuel Merino como presidente de la República. y recomponer la Mesa Directiva del Parlamento.

Según explica la constitucionalista Beatriz Ramírez Huaroto, el primer punto claro es que Merino solo es presidente por encargatura. Esto quiere decir que sigue vigente su condición como parlamentario y presidente de la Mesa Directiva del Congreso con licencia. Por tanto, la medida constitucional que se le aplicaría sería la censura. La censura es una medida normada en el reglamento del Congreso cuyo efecto sería remover al presidente de dicho poder. Es, además, distinta a la vacancia presidencial, regulada en la Constitución para el titular del Poder Ejecutivo.

“Merino es congresista y lo sigue siendo porque está ocupando el cargo presidencial [de la República] en tanto congresista y en tanto presidente de la Mesa Directiva del Congreso. Entonces, una moción de censura a la Mesa Directiva que él preside sería el canal más directo”, dijo Ramírez.

Aquí cabe recordar que, para la asunción de Merino al Ejecutivo tras la vacancia de Martín Vizcarra, se aplicó el artículo 115 de la Constitución Política. Este reconoce que el presidente del Congreso asume las funciones de presidente de la República cuando no hay vicepresidentes. Sin embargo, también existe una aclaración a este artículo: la , publicada en diciembre del 2000, interpreta que este mandato conferido no anula la condición de congresista ni implica la vacancia como presidente del Legislativo.

Entonces, ¿censurado como presidente del Congreso o vacado como presidente de la República?

El ex presidente del Tribunal Constitucional, Óscar Urviola Hani, coincide en que, en el caso de Merino, su salida del Gobierno debería darse mediante una moción de censura y no una vacancia presidencial. Para ello, el Pleno del Congreso tendría que reunir un mínimo de 66 votos. De ser así, Merino dejaría ambas presidencias y tendría que volver a su puesto únicamente como legislador.

“Aun si Merino renunciara finalmente a la presidencia de la República, sería igual de aplicable una moción de censura en su contra como presidente del Congreso. Y para eso se requiere de mayoría simple: 66 votos. Si esto se lograse, Merino simplemente regresaría a su escaño”, precisó Urviola.

De acuerdo con el ex magistrado, una vez definida la censura de Merino, el Congreso debería recomponer su Mesa Directiva, con un nuevo presidente o una nueva presidenta que asuma las funciones en el Gobierno nacional. Urviola sostiene, además, que una vacancia presidencial contra Merino -la cual requeriría de 87 votos del Pleno- supondría un escenario más problemático.

“Sería incurrir en la misma irregularidad anterior que ocurrió con Vizcarra porque se le atribuiría, ahora a Merino, una causal de interpretación muy amplia de lo que puede ser incapacidad moral. Y él diría que no ha incurrido en ella porque solo ha asumido una función a raíz de una decisión del propio Congreso, que fue vacar al presidente”, describió.

Elena Alvites Alvites, abogada constitucionalista, también indica que, contra Merino, procedería la censura de su puesto en la Mesa Directiva y no la vacancia presidencial.

“Dentro de los cauces constitucionales, lo que corresponde es que sea censurado como presidente del Congreso porque él sigue siendo presidente del Congreso, solo que con licencia. Al perder la condición de presidente del Congreso, pierde la condición de presidente de la República”, dijo Alvites.

La especialista recuerda, además, el antecedente del 2000: “En ese entonces, Valentín Paniagua no asumió la presidencia de la República casi de inmediato, como sucedió el día martes, con el señor Merino, sino que primero se censuró a Martha Hildebrandt como presidenta del Congreso. A partir de su designación como presidente del Congreso, Paniagua asumió como presidente de la República”.

El reclamo popular contra la permanencia de Manuel Merino de Lama en el Gobierno se intensificó la noche del sábado, como producto de los ataques de la Policía en las manifestaciones. Congresistas y políticos, incluyendo al actual presidente interino del Congreso, Luis Valdez, han pedido públicamente la salida voluntaria de Merino.

Te puede interesar