Martín León Espinosa

El presidente decidió ayer disolver el Congreso y convocar a elecciones parlamentarias para enero del 2020. Tres analistas políticos responden cuatro interrogantes sobre la decisión del mandatario anunciada ayer en un mensaje a la nación.

Martín Tanaka, investigador del IEP y analista político

1) ¿Cómo considera la decisión del presidente Martín Vizcarra de disolver el Congreso?

Es una decisión arriesgada, hasta temeraria, porque es un tema cuya constitucionalidad es muy controversial. Entonces, ahora no se llega a cerrar del todo el tema, sino que abre la discusión sobre la constitucionalidad de este asunto y deja al país en una especie de limbo, en el que el Parlamento, que supuestamente ya está disuelto, seguro va a declarar su vacancia [la de Martín Vizcarra]. Y se va a tener un presidente que supuestamente ya no es un presidente que gobierna, y un Congreso que supuestamente ya no es Congreso pero que sigue sesionando. Esto, me imagino, eventualmente terminará sobre la mesa del Tribunal Constitucional. Aún no está resuelto.

2) ¿Qué pasará ahora entre el Ejecutivo y Parlamento tras la decisión del mandatario?

Esta [decisión] ya es la guerra total. El presidente ya lanzó la bomba máxima que tenía y el Congreso va a hacer lo propio. Lo institucional, lo razonable, el órgano que decide sobre la constitucionalidad de las cosas, es el Tribunal Constitucional, y este es el que terminará definiendo si la decisión del presidente es constitucional.

3) ¿El Legislativo o la mayoría congresal puede victimizarse o sacar rédito de la situación?

Hay que decir que el Congreso ha hecho todos los méritos para eso [la situación actual] y ayer ha actuado muy irresponsablemente. Por ejemplo, la jugarreta de intentar limitar el pedido de confianza del presidente del Consejo de Ministros. Entonces, con su actitud, el Congreso en cierto modo provocó la reacción que el presidente ha tomado. Lamentablemente, en este conflicto el país es el que pierde. Quedamos en un limbo donde nadie sabe qué va a pasar. El Parlamento, con un poco más de madurez y responsabilidad, podría haber evitado que estemos en el actual escenario.

4) ¿Cuál será el papel de Mercedes Araoz y Salvador del Solar?

Constitucionalmente, quien debe interpretar es el TC. En ese escenario el TC convalida o no lo que el presidente Vizcarra hizo, lo que abre la puerta a la sucesión en la cual la vicepresidenta termina asumiendo la presidencia. Ella debería tener suma prudencia en los próximos días. Respecto a Salvador del Solar, queda como alguien que hasta el último intentó tender puentes con el Parlamento y fracasó en el intento. Pero su imagen política no queda tan mal en medio del desastre.


Arturo Maldonado, politólogo y analista político

1) ¿Cómo considera la decisión del presidente Martín Vizcarra de disolver el Congreso?

La decisión de Vizcarra ha sido arriesgada, pero en la situación en la que estaba ya no había vuelta atrás. La alternativa era que renuncie, tratando de enmarcar el discurso como la salida más digna que tenía, pero se ha arriesgado por esta acción, que es la última carta. Arriesgada porque las interpretaciones respecto a la constitucionalidad de la decisión son debatibles. Pero de otro lado creo que, si bien es cierto Vizcarra mira mucho a la opinión pública, también hay que considerar que el Congreso tiene mucha de la responsabilidad, sobre todo por lo de ayer en la mañana. Los gestos que ha tenido no han sido nada amables. Y no podíamos pensar que podía haber un diálogo si desde la mañana había voceros de Fuerza Popular que hablaban de un ‘vizcarrismo comunista’.

2) ¿Qué pasará ahora entre el Ejecutivo y Parlamento tras la decisión del mandatario?

En el corto plazo, que es el tiempo que importa muchísimo, la tensión va a aumentar. Es claro que en Fuerza Popular y también en el Ejecutivo han ganado los halcones, las fuerzas que quisieron llevar esto hacia mostrar el músculo y no ceder. En esto creo que Fuerza Popular ha tenido gran parte de la responsabilidad.

3) ¿El Legislativo o la mayoría congresal puede victimizarse o sacar rédito de la situación?

Sin duda [desde la mayoría parlamentaria] van a intentar victimizarse y están apelando a comparaciones con el autogolpe de 1992 [de Alberto Fujimori], están llamando a Vizcarra dictador, pero para la victimización necesitas personas que te vean como víctima, y creo que la ciudadanía va a respaldar esta medida [la disolución del Legislativo].

4) ¿Cuál será el papel de Mercedes Araoz y Salvador del Solar?

Es difícil estar en los zapatos de Mercedes Araoz. Sus decisiones debería meditarlas un poco más. No es tan fácil pasar a la historia como Máximo San Román [quien juró como presidente de la República tras el autogolpe de 1992]. Pero dado que decidió asumir [como presidenta encargada], considero que es un mandato vacío. No representa a los ciudadanos. Sobre Salvador del Solar, si decide ya no seguir en política, tendrá más presencia desde la sociedad civil. Creo que va a ser una voz que pueda salir a los medios a respaldar esta decisión [de disolver el Legislativo] y tratar de ganar a la opinión pública, que en este caso es vital.


Erick Sablich, abogado y analista político

1) ¿Cómo considera la decisión del presidente Martín Vizcarra de disolver el Congreso?

Ha sido una decisión bastante cuestionable, porque no creo que sea correcta la interpretación que el presidente ha usado para declarar disuelto el Congreso. Más que resolverla, creo que se está prolongando la crisis sobre qué poder es el que va a prevalecer y cuál es el que tiene la razón. Vizcarra creo que se puso en esta situación, y [lo hizo en] la entrevista que dio el domingo [a “Cuarto poder”], cuando no era necesario ponerse esa camisa de fuerza anunciando que lo que haría sería disolver el Congreso. Pero este tema, de tomar fácticamente como denegada la cuestión de confianza, me parece un error.

2) ¿Qué pasará ahora entre el Ejecutivo y Parlamento tras la decisión del mandatario?

La tensión no se reduce porque la mayoría parlamentaria está desconociendo las decisiones de Vizcarra. Lo han suspendido y se ha tomado juramento a Mercedes Araoz. Y el Ejecutivo no va a reconocer a un Congreso válidamente instalado. Entonces, creo que estamos en una situación de enfrentamiento peor de la que estábamos. Y hay incertidumbre sobre cuál poder está válidamente constituido, porque al presidente supuestamente lo están suspendiendo y el mandatario considera que ha disuelto el Congreso.

3) ¿El Legislativo o la mayoría congresal puede victimizarse o sacar rédito de la situación?

El Parlamento está en un nivel de descrédito ya insuperable. Creo que es un descrédito que se han ganado a pulso. Parte de ese comportamiento cuestionable le dio ahora último a Vizcarra una herramienta para seguir peleando, a propósito de cómo manejaron la designación de los magistrados del TC. Me parece que Vizcarra se había quedado sin camino luego de fracasar en su intento de adelanto de elecciones. Pero como [en el Legislativo] manejaron tan prepotentemente la elección de los nuevos magistrados del TC, le dieron una válvula de escape.

4) ¿Cuál será el papel de Mercedes Araoz y Salvador del Solar?

Mercedes Araoz tiene que hilar muy fino, en el escenario de que llegue a construir un gobierno si el TC termine dándole la razón al Congreso. La tiene difícil porque el cierre del Parlamento es sumamente popular y no tiene una bancada. Salvador del Solar dice que no tiene interés político, pero si tiene interés en ser presidente, tiene que apostar a las siguientes elecciones, no de acá a cinco años.