El ministro del Interior, Carlos Morán, fue ratificado en el cargo y es parte del gabinete presidido por Vicente Zeballos. (Foto: GEC)
El ministro del Interior, Carlos Morán, fue ratificado en el cargo y es parte del gabinete presidido por Vicente Zeballos. (Foto: GEC)
Redacción EC

El ministro del Interior, , precisó este viernes que los miembros delpierden todas sus prerrogativas y “no tienen derecho a seguridad personal”. Precisó que los únicos que si cuentan con resguardo son los integrantes de la Comisión Permanente.

“Los miembros de la Comisión Permanente sí (tienen seguridad) pero los que han perdido esa condición a raíz del Decreto Supremo que disuelve el Congreso han perdido todas las prerrogativas, no tienen derecho a seguridad personal y al uso del pasaporte diplomático”, precisó.

“Todos los miembros de la Comisión Permanente titulares tienen derecho a la seguridad policial. Los miembros del Congreso disuelto, el resto, no tienen derecho a la seguridad policial”, insistió.



Poco después se conoció un oficio del presidente de la Comisión Permanente, Pedro Olaechea, en el que pide al ministro del Interior, Carlos Morán, la restitución de la seguridad policial para todos los miembros del Parlamento disuelto. Este documento está fechado el 2 de octubre.

Este es el documento enviado por Olaechea al Ministerio del Interior. (Foto: Difusión)
Este es el documento enviado por Olaechea al Ministerio del Interior. (Foto: Difusión)

Además, rechazó las expresiones de algunos miembros de la Comisión Permanente del Congreso, que lanzaron amenazas contra los policías que custodiaban los exteriores de la sede del Parlamento y pidieron a los jefes militares y policiales que den un paso al costado y no avalen la .

“Quiero rechazar contundentemente estas afirmaciones irresponsables de ciertos miembros de la Comisión Permanente que han amenazado enjuiciar y encarcelar al propio comandante general de la PNP, al general (José) Lavalle, al general (Jorge) Lam (de la Policía de Tránsito) y a policías que están cumpliendo un servicio de mantener y restablecer el orden público y proteger la integridad física de estas personas”, señaló Morán ante la prensa.

El presidente de la Comisión Permanente, Pedro Olaechea, leyó la noche del miércoles 2 de octubre un comunicado en el que pide que los altos mandos de las FF.AA. y la PNP renuncien y dejen al Parlamento que siga funcionando.

“No es cierto que estamos ante una disolución constitucional del Congreso, en fondo y forma, como se les ha hecho creer a los altos mandos de nuestras Fuerzas Armadas y policiales. Por ello, invoco a que den un paso al costado, y permitan que el problema se resuelva en las instancias correspondientes. Así no pondrán en riesgo su bien ganado prestigio", señaló Olaechea.

Carlos Morán expresó su respaldo público al trabajo de la Policía, el cual calificó como “ponderado y muy profesional”.

“El señor Olaechea tiene la libertad, como cualquier ciudadano, de tomar las acciones correspondientes. Lo único cierto es que las FF.AA. y la PNP no son deliberantes. Obedecen el mandato constitucional a un gobierno legítimo y estamos trabajando”, aseguró.

Morán reconoció que el primer día luego de la disolución del Congreso hubo contratiempos por las restricciones que se implementaron.

“La Constitución y el Reglamento del Congreso explican que, cuando se disuelve el Congreso, sesiona la Comisión Permanente con sus miembros titulares. Los miembros suplentes pueden participar en reemplazo de estas personas. Cuando el señor Olaechea convoca a la Comisión Permanente, han sesionado, han tenido una agenda, quórum y accesitarios han estado también. Hubo flexibilidad. El primer día hubo restricciones, contratiempos, pero se fueron superando con el paso de los días”, indicó el ministro.