s
s
Mario Mejía Huaraca

Este viernes 2 de agosto se cumplen tres meses desde que el desaforado congresista  se encuentra prófugo de la justicia. Hasta el momento, la Policía no ha podido dar con su paradero, pese a que se ofrece una recompensa económica para quien dé información que pueda ayudar a ubicarlo.

El pasado 2 de mayo, el pleno del Congreso aprobó levantarle la inmunidad parlamentaria al militar en retiro y autorizó su detención para que cumpla la sentencia de cinco años de prisión por el delito de peculado que la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema confirmó en segunda instancia, por el .

Según la sentencia judicial, Edwin Donayre, ex comandante general de la Región Sur del Ejército Peruano en el 2006, se apropió ilícitamente, junto a otros miembros de su institución, del combustible de la Primera Brigada de las Fuerzas Especiales del Ejército y la Región Militar Sur.

El mismo 2 de mayo, apenas el Congreso oficializó el desafuero, el Poder Judicial ordenó a la Policía la ubicación y captura inmediata de Donayre. Esa noche, un grupo de agentes acudió al domicilio del ex parlamentario, pero solo comprobó que se había fugado.

—Su última aparición pública— 
La última vez que se vio a Donayre públicamente fue en el Palacio Legislativo el 5 de abril, cuando acudió a asumir su defensa ante la Comisión de Levantamiento de Inmunidad Parlamentaria que evaluaba su desafuero. Ese día dijo que era inocente y lloró ante los congresistas presentes, tras pedir que no le levanten el fuero.

Actualmente, el paradero del exlegislador de Alianza para el Progreso es un misterio. Se especuló que podría estar escondido en Huancayo, donde nació hace 67 años y tiene muchos amigos y familiares, pero las búsquedas policiales en esa zona no han tenido resultados favorables, tampoco las realizadas en Lima.  

El 6 de mayo, el ministro del Interior, Carlos Morán, informó que Edwin Donayre fue incluido en la lista de los delincuentes más buscados y se ofreció una recompensa de S/100.000 por su ubicación.

.
.

Sin embargo, hasta el momento este incentivo económico no ha permitido la ubicación del excongresista, quien llegó a afirmar: "Soy un hombre honesto y no le tengo miedo a la cárcel, ni siquiera a la muerte". Lo dijo en el Congreso el 29 de noviembre del 2018, cuando el Poder Judicial pedía al Parlamento que le levantara la inmunidad.

Desde que en agosto del 2018 la Segunda Sala Penal Liquidadora de la Corte de Lima condenó a Donayre a cinco años y medio de prisión efectiva, el Poder Judicial solicitó en reiteradas ocasiones al Legislativo que le retire la inmunidad con el fin de que se ejecute la sentencia.

—Dilaciones en el Congreso—
En la Comisión de Levantamiento de la Inmunidad Parlamentaria hubo muchas demoras que impidieron que se llevara adelante el proceso para retirarle la inmunidad a Donayre. Primero se regresó el oficio al Poder Judicial, luego se acordó pedir una opinión consultiva a la Comisión de Constitución, la cual estuvo más de 50 días sin dar respuesta. Recién el 3 de abril la solicitud se admitió a trámite.

Recién después de que la Corte Suprema confirmó el 29 de abril la sentencia condenatoria, el pleno del Congreso, el 2 de mayo, aprobó levantarle la inmunidad al exparlamentario de APP. Para entonces, el militar retirado ya había pasado a la clandestinidad.

En su momento, el ministro Morán lamentó la demora del Poder Legislativo en disponer el levantamiento de inmunidad del excongresista y consideró que este mecanismo legal no puede ser un factor de impunidad para quienes cometen delitos.

TAGS RELACIONADOS